Diferencias entre los esguinces y las lesiones de rodilla en perros

Escrito por carolyn kaberline | Traducido por luciano ariel castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre los esguinces y las lesiones de rodilla en perros
Los perros grandes son más susceptibles a las lesiones de rodilla que los pequeños. (dog image by Mat Hayward from Fotolia.com)

Si tu perro es atlético, es propenso a tener un esguince o distensión muscular ocasional. Algunos perros, sin embargo -incluso los no atletas- sufrirán lesiones aún más graves que involucran la rodilla, como una rotura del ligamento cruzado o una dislocación de la rótula. En la mayoría de los casos, tu perro puede volver a sus actividades normales con el tratamiento adecuado.

Otras personas están leyendo

Esguinces

Una torcedura se produce cuando un perro de repente se estira o rasga los ligamentos alrededor de la articulación. Las torceduras suelen causar inflamación notable en la zona y algún grado de cojera. La zona también va a sentirse dolorosa, aunque la cantidad de dolor dependerá de la gravedad del esguince. Trata las torceduras colocando hielo o una compresa fría en la zona afectada tres o cuatro veces al día durante unos 15 a 30 minutos cada vez. Después de las primeras 24 horas, vuelve a colocar los envases en frío con compresas calientes. También debes limitar el movimiento del perro para evitar una lesión mayor.

Esguinces

No sólo son los ligamentos susceptibles al estiramiento, sino también los tendones. Los perros experimentan esguinces cuando estiran o desgarran los tendones o los músculos. En la mayoría de los casos el tratamiento para un esguince es el mismo que para una torcedura, sin embargo, un tendón de Aquiles desgarrado, por el corvejón del perro, tendrá una reparación quirúrgica. Los esguinces más comúnmente ocurren después de vueltas o giros tales como aquellos que realiza en las competencias de agilidad abruptas.

Daño en los ligamentos cruzados

Si bien las torceduras y esguinces pueden ocurrir en las patas delanteras y la parte posterior, las lesiones de los ligamentos cruzados -ligamento caudal o craneal o ambos- se producen sólo en las articulaciones de las patas traseras. Cuando estos ligamentos están dañados, los dos huesos de la pierna, el peroné y la tibia, se rozan entre sí, causando dolor y cojera. Si esta cojera no se aborda, sobre todo en perros grandes, dará lugar a una serie decreciente de movimientos y artritis. Mientras que los perros más pequeños -menores de 25 libras (11,25 kilogramos)- a menudo se recuperan por sí solos, los perros más grandes generalmente necesitan una intervención quirúrgica.

Problemas de la rótula

Si tu perro mantiene una pata trasera levantada del suelo cuando corre, el problema puede ser una luxación de la rótula, es decir, una rótula que se desliza fuera de lugar. Este problema puede ser causado por un estiramiento de ligamento de rodilla, una ranura demasiado poco profunda donde la rótula descansa, o la colocación del ligamento de la rótula demasiado hacia el interior. Si el problema ocurre sólo de vez en cuando, no se necesita tratamiento, sin embargo, si el problema se produce con mayor frecuencia, lo más probable será una cirugía para corregir el problema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles