Diferencias entre gestión y evaluación del desempeño

Escrito por ronald kimmons | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre gestión y evaluación del desempeño
La gestión y la evaluación del desempeño son herramientas que miden el rendimiento de la compañía. (builder and the project manager image by Dmitri MIkitenko from Fotolia.com)

Sin importar el tamaño, todas las empresas deben emplear varias herramientas para evaluar el progreso y la eficiencia. La mayoría de estas herramientas se relacionan con procesos de evaluación, empleados, productos y calidad, para asegurarse de que la compañía esté cumplimiento con los requisitos y promesas de producción para sus clientes. La gestión del desempeño y la evaluación del desempeño son dos de esas herramientas necesarias para el funcionamiento de la compañía.

Otras personas están leyendo

Definición

La primera diferencia es la definición. La gestión del desempeño es una serie de actividades y evaluaciones que aseguran que la compañía está operando de forma efectiva y eficiente en el proceso de alcance de sus objetivos. Analiza y se concentra en varios elementos internos de la estructura de la compañía, como el rendimiento general, el de un sector específico, las fases de producción de un producto o servicio y el rendimiento de los empleados. La evaluación de desempeño es un análisis específico del rendimiento de los empleados dentro de la compañía. Evalúa su trabajo durante todo el año. La evaluación del desempeño se puede considerar un paso dentro de la gestión del desempeño —un paso que se centra en el rendimiento pasado del empleado— mientras que la gestión del desempeño es un proceso constante que evalúa el rendimiento en el día a día.

Tareas del supervisor

Los gerentes y supervisores son fundamentales para ambos métodos de evaluación. En la gestión del rendimiento, el supervisor o gerente actúa como guía, la persona encargada de llevar a cada empleado y estructura del sector que tiene a cargo a alcanzar los objetivos comunes a través de la estimulación constante. Luego, planifica y fija expectativas realistas, y mide los resultados a diario o de forma semanal. En la evaluación del desempeño, el supervisor actúa como un juez del trabajo y rendimiento del empleado, y suele dar su veredicto a través de una entrevista personal (anual o semianual). El supervisor evalúa el rendimiento de los empleados, identifica sus fortalezas y debilidades, y fija planes sobre cómo trabajar las debilidades y utilizar las fortalezas. Los empleadores y gerentes pueden utilizar los resultados de la evaluación de desempeño para alcanzar objetivos a través de un trabajo diario.

Métodos

Los métodos que los empleados utilizan para la evaluación del desempeño son más estructurados y formales que los que se emplean en la gestión del desempeño, y suelen constar de evaluaciones específicas que califican a los empleados en áreas específicas de rendimiento, en base a los objetivos de la compañía. Las evaluaciones de desempeño fijan una medición de rendimiento alta para mostrarles a los empleados qué se espera de ellos y alentarlos a cumplir con esas expectativas. Los métodos que se utilizan en la gestión del desempeño son más flexibles, porque esta se basa en el rendimiento diario. Por este motivo, los parámetros de evaluación son más tangible. Las pautas son los objetivos ideales de rendimiento, pero no se basa en estos en su totalidad. En cambio, consideran qué puede lograr realmente un empleado en un día de trabajo.

Estas dos medidas juntas crean una herramienta poderosa de evaluación y gestión, que le permite a la compañía lograr un alto nivel de desempeño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles