DESCUBRIR
×

Las diferencias entre harina de trigo duro y Sémola

Actualizado 20 julio, 2017

En la cocina y en la compra de los ingredientes, las diferencias entre harinas y productos de harina puede ser una parte confusa del proceso. El trigo duro, por ejemplo, proporciona tanto sémola como harina de trigo duro y se utilizan en productos que van de panes horneados hasta pastas enriquecidas. La obtención de la harina o el grano adecuado para tu próximo proyecto culinario puede ser un poco más fácil si tú entiendes la diferencia entre la sémola y la harina de trigo duro.

semoule image by Unclesam from Fotolia.com

Textura

Tanto la sémola como la harina de trigo duro son productos que se hacen con trigo duro molido. El endospermo -los nutrientes que rodean las semillas de trigo - se separa del grano a través del proceso de molienda, resultando una harina molida gruesa-conocida como la sémola. La textura de la sémola es más pesada --como migas de pan duro-- y es más gruesa que la mayoría de harinas molidas. La harina de trigo duro es el polvo molido fino sobrante del proceso de molienda y también un producto de la sémola que es molido aún más. La harina de trigo duro es mucho más fina que la sémola y es un polvo de color amarillo en tonos que se asemejan a las harinas más tradicionales de cocción.

kuchnia6 image by Andrzej Solnica from Fotolia.com

Función

La sémola y la harina de trigo duro son altas en proteínas y gluten, una proteína de trigo específica que no pueden comer las personas que sufren de la enfermedad celíaca. Estas proteínas hacen que las harinas sean muy flexibles en forma de masa y les permite mantenerse bien, aun en condiciones de calor. En la sémola, la textura gruesa de la harina funciona como un material compuesto, manteniendo la masa de la pasta junta y reforzándola cuando se calienta. La harina de trigo duro molida, con su textura más delicada, crea una masa suave que permite hacer a los fabricantes pasta con mayor facilidad y cuando se cocina se dobla o enrolla.

Wholegrain dough image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com

Usos

La sémola y la harina de trigo duro se utilizan tradicionalmente en pastas, fideos y hasta algunos tipos de pan que necesitan tener una textura gruesa o dura. La textura gruesa y granulosa de la sémola hace que sea utilizable para pastas duras que mantienen su forma bajo calor. El rotini, farfale y macarrones todos utilizan las propiedades de retención de forma de la sémola para dar a sus piezas de pasta formas distintas. La harina de trigo duro se utiliza en productos de fideos suaves como espagueti y lasaña para que la pasta se vuelva más suave y más flexible cuando se cocina. La fina textura del grano de la harina de trigo duro también se presta bien para la cocción, ofreciendo texturas de trigo duro para los panes y pastas.

Pasta und Tomaten image by Yvonne Bogdanski from Fotolia.com