Lifestyle

Las diferencias en el proceso penal para adultos y jovenes

Escrito por nichole hoskins Google | Traducido por eliana belen doria
Las diferencias en el proceso penal para adultos y jovenes

Los adolescentes pueden ser detenidos por ausentismo escolar, vandalismo, consumo de alcohol y otros delitos.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Los procedimientos de la justicia penal pueden parecer complejos y ajenos a cualquier persona que no participa regularmente en acudir a los tribunales. A menudo, cuando una persona menor de 18 años es arrestada, los padres o tutores involucrados quieren saber qué va a pasar con los jóvenes y si el proceso es diferente de lo que han visto pasar en la corte con los ​​adultos. Aunque definitivamente hay algunas similitudes entre los procedimientos para los adultos y los jóvenes, también hay algunas diferencias muy importantes.

Arresto

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Cuando se detiene a delincuentes adultos, son llevados a la comisaría de policía para procesarlos en el sistema de justicia penal. Típicamente, el delincuente verá a un magistrado o juez de paz que fijará una fianza. Si el detenido es capaz de pagar la fianza, puede ser puesto en libertad a la espera de una lectura de cargos u otra audiencia. Lo que sucede con un joven cuando es detenido depende de varias cosas. Cuando un menor entra en el sistema a través de un contacto con la policía, la policía tiene la autoridad para remitir al menor a la Fiscalía para su posterior procesamiento en el tribunal penal de menores, o para redirigir al joven fuera del sistema de justicia penal en un programa de desvío . Los oficiales toman la decisión de desviar a un menor de edad basándose en factores tales como los antecedentes policiales del menor, su relación con los padres y si el menor podría beneficiarse de una sanción informal, como realizando servicios comunitarios o redactar una carta de disculpa.

Antes del juicio

Después de un arresto, el menor será trasladado al centro de detención juvenil. Una vez allí, los oficiales de admisión determinarán si el individuo debe ser retenido en espera de una audiencia, o se lo libera a un padre o tutor. Si se detiene al menor, debe realizarse una audiencia de detención dentro de las 24 horas, con algunas excepciones para los fines de semana y días festivos, cuando la corte puede no estar en sesión. Durante una audiencia de detención, el juez escuchará el testimonio y las recomendaciones del oficial de libertad condicional con respecto a si el menor debe permanecer en custodia o ser puesto en libertad. Un fiscal también puede abordar si el menor está acusado de un delito que requiera que el caso sea transferido a la corte penal de adultos para su posterior manipulación. En muchos estados, algunos delitos muy graves deben ser escuchados en un tribunal de adultos, incluso si el presunto delincuente es menor de 18 años. Si el caso se mantiene en el tribunal de menores, el menor tendrá entonces lo que en un tribunal de adultos se llama juicio.

Juicio

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

La Constitución de los EE.UU. garantiza a cada acusado el derecho a un juicio con jurado. Un acusado menor de edad, sin embargo, tiene derecho a lo que se denomina una "audiencia de adjudicación". La audiencia será muy similar a un juicio, pero en la mayoría de los estados no habrá jurado, ya que los menores no siempre tienen derecho a uno. El juez o el jurado escuchará la evidencia en contra del acusado, y mientras que en un juicio de adultos se leería un veredicto que determina si el acusado es culpable o inocente, en un tribunal de menores el juez puede adjudicar el delito al menor o no.

Correccionales

Si un menor es adjudicado con un delito, suele prepararse un plan de disposición . En un tribunal penal de adultos, cuando un delincuente es encontrado culpable probablemente se someterá a una investigación previa a la sentencia y luego una audiencia de sentencia se llevará a cabo por el juez para imponer la sentencia. Para un menor de edad, el proceso varía ligeramente. Un oficial de libertad condicional juvenil llevará a cabo una investigación sobre los antecedentes del menor para que pueda hacer una recomendación en cuanto a la sanción correspondiente o "disposición". Un adulto puede ser condenado a una variedad de castigos, entre ellos libertad vigilada, el arresto domiciliario o el encarcelamiento. Una disposición de menores también puede incluir esas sanciones, pero si un menor de edad será detenido hay más opciones disponibles que sólo un centro de detención. Los jóvenes pueden derivarse a los campamentos de entrenamiento, hogares de grupo, ranchos o escuelas industriales, además de un centro de detención tradicional.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media