Diferencias entre los puntos negros y los filamentos sebáceos

Escrito por lauren whitney | Traducido por beatriz sánchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferencias entre los puntos negros y los filamentos sebáceos
Los pequeños puntos en la nariz son seguramente filamentos sebáceos, no puntos negros. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Las imágenes de las revistas muestran perfectamente un piel sin poros en la narices y mejillas de las modelos, pero bajo los cosméticos y la manipulación fotográfica, seguramente tienen las mismas diminutas hendiduras en las partes más grasosas de sus caras que el resto de la gente. Puede que confundas estos pequeños hoyuelos con los puntos negros a los que se parecen, pero seguramente no son espinillas, sino filamentos sebáceos que aparecen de forma natural.

Otras personas están leyendo

Sebo

Tu piel contiene miles de glándulas minúsculas que producen un material grasoso y parecido a la cera llamado sebo. Si tienes una complexión grasosa, tus glándulas sebáceas son las responsables. Las glándulas sebáceas demasiado activas provienen de la predisposición genética a una piel grasa y de la actividad hormonal. Bajo circunstancias normales, tus glándulas sebáceas mantienen tu piel hidratada y en buen estado, pero cuando se atascan, también pueden ser embalses de bacterias infecciosas.

Puntos negros

El sebo que se acumula y solidifica en el interior de un poro forma un punto negro. Los puntos negros también consisten en células de piel muerta además de sebo. El sebo blanquecino natural se vuelve marrón o negro cuando se oxida, dando al punto negro su color oscuro característico. Si tu dermatólogo presiona el punto negro en tu piel, podrás ver un tapón con forma de gusano que tiene una parte superior más oscura en el extremo que ha estado expuesto al aire. No intentes presionar un punto negro en tu piel tú mismo. Correrás el riesgo de crear cicatrices al apretar.

Filamentos sebáceos

Si miras de cerca la punta de tu nariz, puede que veas pequeños puntos que superficialmente se parecen a puntos negros. Aunque estas marcas también están en las estructuras en la columna que llenan tus poros, éstos no son productos de una infección. Son filamentos sebáceos, formaciones con forma de pelo que ocurren de forma natural y que canalizan el flujo del sebo a lo largo del poro en el que están. El doctor David A. Whiting los describió en su intervención en la "Revista del oeste de la medicina" como "una masa porosa y ligera de desechos calientes". Aunque esto puede no parecer agradable, es un fenómeno natural en la piel de casi todos.

Diferenciar entre los puntos negros y los filamentos sebáceos

Un punto negro es una erupción solitaria en la piel, mientras que los filamentos sebáceos forman un patrón uniforme y aleatorio en la zona más grasa de tu piel como tu nariz o barbilla. Los puntos negros tienden a ser más grandes y oscuros. Los filamentos sebáceos tienen un tono más gris o marrón en lugar del color carbón de los puntos negros. Los filamentos sebáceos suelen sentirse suaves al tacto, al contrario que los puntos negros grandes que pueden tener un borde elevado alrededor del poro atascado y protuberante. Los puntos negros pueden acompañar a granos de pus que indican un brote de acné. Los filamentos sebáceos ocurren virtualmente en la nariz y barbilla de cada adulto, sin estar esto asociado con el acné.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles