Diferentes formas en que los adolescentes toman oxicodona

Escrito por tracii hanes | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diferentes formas en que los adolescentes toman oxicodona
La oxicodona es un medicamento de la misma clase farmacológica que la heroína y el opio. (poppy in poland image by Piter Pkruger from Fotolia.com)

La oxicodona es un analgésico opiáceo semi-sintético derivado de la amapola del opio. Viene en fórmulas comunes y de liberación retardada y se utiliza para tratar el dolor de moderado a severo. Al igual que otros opiáceos, la oxicodona tiene un alto potencial para el abuso y la adicción. De acuerdo con Reuters Health, experimentar con oxicodona durante la adolescencia es especialmente dañino porque predispone al cerebro en desarrollo a la adicción. Comprender las diferentes formas en que los adolescentes toman oxicodona permite a los padres y cuidadores reconocer los signos de abuso y evitar daños innecesarios.

Otras personas están leyendo

Administración oral

Las pastillas y tabletas de oxicodona están destinadas a ser tomadas por vía oral. Esta es la ruta de administración más común entre los usuarios noveles de la droga y se considera menos perjudicial que otros métodos de uso. Según el Centro para la Investigación del Abuso de Sustancias, los comprimidos de liberación prolongada como OxyContin a veces se trituran o mastican para superar el mecanismo de liberación, lo que resulta en una liberación más intensa. Debido a que este método libera grandes cantidades de la droga en el torrente sanguíneo a la vez, es más probable que conduzca a complicaciones por sobredosis que tragar el medicamento entero.

Uso intranasal

Como con el método oral, los comprimidos de oxicodona son a veces machacados y se administran a través de la nariz en un método conocido como "aspirar". El objetivo de la inhalación es eludir el tracto digestivo para sentir los efectos del fármaco con más rapidez. El uso intranasal generalmente se considera más peligroso que la administración oral debido a su capacidad para causar el comienzo rápido de los efectos. La oxicodona y otras drogas con un mecanismo de liberación lenta son aún más peligrosos cuando se toman por vía intranasal y pueden causar la muerte en usuarios inexpertos.

Administración rectal

El uso rectal de oxicodona, también conocido como "conectar", es una forma popular de abusar del fármaco. Para este método, los usuarios funden comprimidos de oxicodona, los disuelven en agua u otro líquido y administran la solución a través del recto mediante un supositorio, enema o un dispositivo similar. Si bien las tasas de absorción son similares a la ingestión oral, la administración rectal permite a los usuarios evitar algunos de los trastornos digestivos causados comúnmente por los opiáceos.

Inyección

La oxicodona a veces se disuelve en una solución y se inyecta en los músculos o las venas. Ya que pone la droga directamente en el torrente sanguíneo, el uso intravenoso se considera el método más adictivo y peligroso de administración en adolescentes y otros usuarios. La inyección de un medicamento conlleva sus propios riesgos, como la infección con microbios mortales, la gangrena y la sepsis. Según Merck, inyectarse píldoras y tabletas que contienen talco y otras sustancias puede resultar en daños permanentes al corazón y los pulmones. Los adolescentes que comparten agujas también se ponen en riesgo de contraer hepatitis C, VIH y otras enfermedades incurables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles