Dificultades comunes para los estudiantes de habla hispana en el aprendizaje de inglés como segunda lengua

Escrito por karen farnen | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dificultades comunes para los estudiantes de habla hispana en el aprendizaje de inglés como segunda lengua
Los hablantes de español encuentran más difíciles algunos aspectos particulares del inglés. (Tim Klein/Stockbyte/Getty Images)

Los hablantes nativos de español tienen ventajas en el aprendizaje de inglés. Por ejemplo, con frecuencia adquieren el vocabulario rápidamente debido a las similitudes de muchas de las palabras en inglés y español. No obstante, también tienen problemas particulares en el dominio del idioma. Si tú enseñas inglés como segunda lengua a hablantes nativos de español, conocer las dificultades que tienen con la pronunciación, el vocabulario, la gramática, la ortografía y la puntuación te ayudará a reconocer sus necesidades con mayor eficacia.

Otras personas están leyendo

Problemas de pronunciación

Los hablantes de español que aprenden inglés con frecuencia tienen problemas con la pronunciación debido a las diferencias entre los sistemas de sonidos de las dos lenguas. El inglés tiene 12 vocales y 8 diptongos, mientras que el español solo tiene 5 de cada de uno. Por tanto, los hablantes de español a veces tienen problemas para distinguir entre las palabras como: "beat (golpe)" y "bit (pedazo, trozo)". También confunden las consonantes "v" y "b" y la "s", como en "Sue", con el sonido de la "z" en "zoo (zoológico)". Ya que en el español se tiene una "e" antes de la "s" al principio de la palabra, también es difícil que los hispanohablantes pronuncien la "s" inicial; con frecuencia agregan el sonido de la "e", por lo que "stock (reserva)" lo pronuncian "estock". El ritmo del español les da a las sílabas una duración igual, mientras que el inglés se le da más tiempo a las sílabas acentuadas. El mismo ritmo en inglés de algunos hablantes de español puede hacer que les sea más difícil comprender.

Problemas de vocabulario

El gran número de palabras similares en español e inglés tiene tanto ventajas como desventajas. Muchos falsos cognados confunden al estudiante. Estos pares suenan parecidos pero tienen diferentes significados. Algunos de estos falsos cognados en inglés y en español incluyen: "assist (ayudar)" y "asistir"; "college (universidad, instituto)" y "colegio"; "exit (salida)" y "éxito"; y "library (biblioteca)" y "librería". Además, los componentes germánicos del inglés, como los verbos compuestos (phrasal verbs) como "look for (buscar)", a veces son más difíciles para los hablantes de español que el vocabulario derivado del latín o del francés.

Problemas de gramática

La gramática del inglés es particularmente confusa para los hablantes de español. Esto se debe a que el español tiene más terminaciones verbales que el inglés; una oración completa en español no siempre necesita un sujeto. Debido a esto, los hispanohablantes con frecuencia omiten los pronombres de sujeto en sus oraciones en inglés. Además, tienden a copiar el orden de las palabras en español, partiendo del orden de la estructura del inglés: sujeto-verbo-objeto. La formación de negaciones y las preguntas con "do (verbo auxiliar)" presenta problemas, pues las negaciones en español y las preguntas no requieren de verbos auxiliares. Los hablantes de español a veces tienen problema con el uso correcto del género de los adjetivos posesivos para la tercera persona del singular, pues el español puede usar "su" para "her (de ella)", "his (de él)" o "its (de eso)".

Problemas de ortografía y puntuación.

Quienes hablan español tienen problemas con la ortografía en inglés, debido a que usan un sistema más fonético. Las diferentes formas de escribir el mismo sonido en inglés puede causarles problemas, como en las palabras "tough (duro)" y "fluff (pelusa)". El gran número de sonidos vocales y de diptongos también es difícil. Los hablantes nativos de español a veces simplifican los grupos de dos o tres consonantes en inglés y se confunden cuando se deben escribir una o dos letras. Estos algunas veces ponen signos de exclamación o de interrogación tanto al principio como al final de las oraciones escritas. Además, con frecuencia utilizan la coma para conectar las oraciones independientes, lo que da como resultado el abuso del signo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles