¿Cómo difieren funcionalmente los conos y los bastones?

Escrito por ally laconi | Traducido por maría florencia lavorato
¿Cómo difieren funcionalmente los conos y los bastones?

Hay dos tipos de fotorreceptores en la retina del ojo: los bastones y los conos.

eye image by Pali A from Fotolia.com

Hay dos tipos de fotorreceptores en la retina del ojo: los bastones y los conos. Los bastones están especializados para la visión nocturna y periférica. Requieren muy poca luz para trabajar, pero no son capaces de proporcionar una visión detallada o de color. Los conos son mucho menos sensibles y sólo están estimulados por la luz muy brillante. Sin embargo, pueden producir una riqueza de detalles de alta resolución, visión que los bastones no pueden, y son responsables de la creación de la visión en color.

Otras personas están leyendo

Estructura

Los bastones y los conos tienen puntas receptivas, llamados segmentos externos, que están inmersos en la capa de color de la retina. El segmento exterior de un bastón o cono está unido a un segmento interior, que a su vez se conecta con el cuerpo de la célula. Los bastones tienen segmentos externos delgados, con forma de bastón. El segmento interno de un bastón está conectado al cuerpo de su célula por una fibra. Por el contrario, los conos tienen segmentos exteriores cortos y cónicos. El segmento interior de un cono está perfectamente conectado al cuerpo de su célula. Tanto los bastones como los conos contienen pigmentos visuales que cambian de forma para absorber la luz. Estos pigmentos están incrustados en discos doblados de membrana de plasma en los segmentos exteriores. En un bastón, los discos están apilados dentro de un tubo cilíndrico de membrana de plasma; se asemejan a centavos apilados en un envase para monedas. En un cono, las membranas de los discos son continuas con el espacio extracelular.

Pigmentos visuales

Los bastones y los conos poseen diferentes tipos de pigmentos visuales y absorben distintas longitudes de onda de luz. Los bastones son muy sensibles. Ellos pueden reaccionar a un solo fotón de luz. Los bastones responden a las condiciones de luz muy tenues y están en mejores condiciones para la visión nocturna y periférica. Contienen sólo un tipo de pigmento visual, por lo cual perciben lo que se ve en tonos grises y no en color. Los conos tienen una sensibilidad mucho más baja que los bastones. Requieren luz brillante para activarse. Sin embargo, tienen tres pigmentos visuales y proporcionan una rica vista a color del mundo.

Vías

Los bastones se conectan en vías convergentes, lo que significa que más de un bastón se introduce en una célula ganglionar única. Las células ganglionares actúan como centros de control, interpretando la entrada de los bastones y conos, y enviándolas a los centros de procesamiento visual en el cerebro. Más de 100 bastones podrían alimentarse en una célula ganglionar, que luego interpretará la entrada colectivamente. Debido a esto, la visión percibida por los bastones es difusa e indistinta. Por otro lado, cada cono tiene su propia trayectoria personal a su célula ganglionar. Por esto, la corteza visual del cerebro sabe exactamente que cono o conos han sido activados y puede procesar una visión detallada y de alta resolución.

Activación

Los bastones contienen un pigmento llamado rodopsina de color morado oscuro. La rodopsina se forma y se acumula en la oscuridad. La luz se convierte en rodopsina. Los conos tienen tres pigmentos diferentes: uno para absorber una longitud de onda de 420 nm (luz azul), uno para absorber longitudes de onda de unos 530 nm (luz verde) y uno para absorber longitudes de onda de unos 560 nm (luz roja). Los colores que ves dependen de la combinación de conos que son estimulados y la fuerza con que se estimulan. La luz también rompe los pigmentos en los conos, pero la luz mucho más brillante es necesaria ya que los conos son unas cien veces menos sensibles que los bastones.

Procesamiento de la retina

Las células bipolares que reciben señales de los bastones estimulan las células amacrinas. Estas células integran y modifican las entradas de los bastones antes de enviarlas en su camino a las células ganglionares correspondientes. Como las entradas de los bastones toman este desvío a través de las células amacrinas antes de llegar al centro de control de la célula ganglionar, la imagen final percibida está deformada. Las entradas de los bastones también se someten a un tipo de procesamiento llamado inhibición lateral. La inhibición lateral permite que la retina acentúe contrastes brillantes y oscuros con el fin de crear el contorno visual. Las células bipolares reciben señales de los conos y los alimentan directamente en la sinapsis excitadora en las células ganglionares. Las células ganglionares que reciben las entradas de los conos se denominan células P. Transmiten información acerca de pequeños objetos inmóviles en el centro del campo visual del ojo. Pueden coger color y detalle. Por esta razón, la entrada del cono se percibe como clara y nítida.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media