Cómo promover la dilatación cervical durante el trabajo de parto

Escrito por elizabeth otto | Traducido por ehow contributor
Cómo promover la dilatación cervical durante el trabajo de parto

Hay varios métodos para promover la dilatación cervical.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La dilatación cervical durante el embarazo comienza con el trabajo de parto y permite que el bebé pase por el canal. Las contracciones del útero y la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre el cuello uterino aumenta la dilatación y produce los cambios necesarios para que el niño pueda nacer. Pero la dilatación no comenzará hasta que el cuerpo esté preparado; de todos modos, hay algunas técnicas que pueden ayudar a acelerar este proceso una vez que el cuello uterino esté en condiciones. Los intentos para facilitar el trabajo de parto y la dilatación cervical sólo deben ser utilizados una vez que el trabajo de parto ya haya comenzado, incluso si comenzó antes de lo esperado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pelota para embarazadas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Camina lo que más puedas una vez que hayas comenzado con el trabajo de parto. Esto permitirá que la gravedad y los movimientos del cuerpo hagan que el bebé descienda por el canal. La presión ejercida por su cabeza sobre el cuello uterino ayudará a la dilatación y luego al borramiento, o adelgazamiento, del cuello de útero. También facilitará las contracciones, las cuales a su vez contribuirán con el proceso de dilatación. Haz que te acompañe alguien cuando salgas a caminar, y camina tanto como puedas tolerar.

  2. 2

    Utiliza una pelota para embarazadas y siéntate sobre ella con las piernas abiertas. Apoya la parte superior de tu cuerpo sobre una silla o cama mientras estás sentada para ayudar a que se ensanche tu pelvis y se relajen los músculos. Balancéate suavemente sobre la pelota para que la gravedad haga que la cabeza del niño ejerza presión sobre el cuello uterino y contribuya con la dilatación.

  3. 3

    Toma una ducha de agua tibia para relajarte, puedes estar parada o sentada. Relájate lo más que puedas ya que así prevendrás que se te tensen los músculos, lo que haría el trabajo de parto más difícil. Utiliza agua tibia para bajar la tensión, lo que contribuirá con las contracciones y la dilatación cervical. Como alternativa también puedes sumergirte en una bañera con agua tibia. Asegúrate de tener a alguien que te ayude a entrar y salir de la bañera o la ducha.

  4. 4

    Considera dejar que tu médico rompa el saco amniótico, o las membranas, si es que ya estás en trabajo de parto y él te lo ha recomendado. El aumento de las contracciones puede aparecer una vez que el saco amniótico se rompe, lo que agiliza la dilatación y prepara el cuello uterino para la salida del bebé. Ten en cuenta otras alternativas para dilatar el cuello uterino. Utilizar el globo cervical o píldoras y geles para ablandarlo pueden ser algunas de ellas, siempre y cuando tu médico te lo sugiera.

  5. 5

    Considera la intervención con fármacos para ayudar a la dilatación del cuello uterino, si se lo cree necesario. Habla con tu médico acerca de los beneficios y riesgos que tiene el uso de pitocina si es que él te lo ha sugerido. Puede ser utilizada para inducir las contracciones o hacer que sean más fuertes o regulares, lo que provocará la dilatación cervical y el adelgazamiento.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media