¿Qué es la diligencia debida y por qué es importante?

Escrito por derek dowell | Traducido por nayadet salazar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es la diligencia debida y por qué es importante?
Cuando alguien te dice que deberías hacer tu diligencia debida, es un recordatorio de evitar tomar una decisión apresurada y explorar la situación en detalle. (Comstock/Comstock/Getty Images)

En términos simples, la diligencia debida se refiere al proceso de evaluar una decisión a través de una investigación extensiva y la consideración de todas las posibilidades. Aunque a menudo el término es asociado con el mundo de los negocios, también podría ser invocado en casi cualquier situación en donde la decisión es importante y las consecuencias de las malas decisiones son dramáticas. Cuando alguien te dice que deberías hacer tu diligencia debida, es un recordatorio de evitar tomar una decisión apresurada y explorar la situación en detalle.

Otras personas están leyendo

Diligencia debida

Para llevar adelante el tiempo y esfuerzo necesarios para realizar la diligencia debida, especialmente en el caso de una grande y complicada transacción de negocios, la parte compradora debe estar convencida de que es necesario hacerla. Las razones son simples y poderosas. Una adecuada debida diligencia confirma que el acuerdo es, en efecto, lo que parece estar en la superficie y no hay defectos ocultos que podrían ser "condiciones para romper el trato". La información obtenida y analizada a través del proceso de investigación también puede ayudar a la parte que compra a evaluar si el precio que está siendo discutido refleja verdaderamente el valor del negocio.

Comienza pronto

Una diligencia debida descuidada es tan mala como no hacer nada. El proceso puede ser tedioso y ocupar tiempo, dependiendo del tamaño de la transacción contemplada. Como tal, debería ser planeado en detalle y ejecutado metodológicamente. Predice cuánto tiempo piensas que tomará y luego agrégale un poco extra para "circunstancias imprevistas". La diligencia debida debería comenzar prontamente en la discusión del trato más que tarde, y debería concluir antes de firmar cualquier contrato vinculante.

Parálisis de análisis

La buena noticia es que hay un punto en el cual la debida diligencia está completa. La mala noticia es que varía en cada situación. El escenario de "la parálisis de análisis" es muy real y ha causado que más de un buen trato que termine mal. En última instancia, tiene que haber un responsable que pueda mirar lo que ha sido hecho y decir que es suficiente; lo más probable es que el acuerdo sea lo que parece ser. En términos generales, la cantidad de investigación requerida surge en proporción con el tamaño de la transacción que se está contemplando.

Consejos finales

Debido a que realizar este tipo de investigación a menudo involucra pedir información de la compañía con la que deseas hacer negocios, existe un peligro real de que llegue a ser demasiado molesto. Rechazar todas las solicitudes de información es una tontería por parte de la otra empresa, evita tus esfuerzos legítimos para investigar sobre el trato, y significa que a esta no le interesa seriamente que el mismo se haga. Del mismo modo, el comprador potencial no puede esperar que se le permita el acceso sin restricciones y semipermanente a los registros. Una vez más, un gerente experto debe ser capaz de juzgar qué es suficiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles