Disciplina en el salón de clase: ¿cómo puedo ayudar a mis alumnos a desarrollar autocontrol?

Escrito por jessica gonzalez | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Disciplina en el salón de clase: ¿cómo puedo ayudar a mis alumnos a desarrollar autocontrol?
Mantén un clima positivo en el salón de clase. (Jetta Productions/Lifesize/Getty Images)

El autocontrol no es la forma más fácil de comportamiento para manejar cuando eres un niño. Un niño puede ser incapaz de controlar sus emociones y mostrar ésto en forma de agresión física cuando alguien toma su lápiz. Otro niño puede tener dificultades controlando sus impulsos y hablar excesivamente hasta el punto que molestar a otros alumnos del salón de clase. Sin embargo, estos comportamientos se pueden manejar con la ayuda de unas simples intervenciones que el profesor puede usar en el salón de clase.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Reglas del salón de clase
  • Consecuencias específicas
  • Un área de calma designada
  • Plastilina
  • Una bola de estrés

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    En los niños más pequeños, los berrinches pueden ser el resultado de no ser comprendidos y no conseguir lo que se quiere. Los berrinches pueden ser quejarse o implicar actos agresivos hacia sí mismos o hacia otros. Por lo tanto, proporciona un área de calma en el salón de clase que esté disponible para los estudiantes cuando se sientan frustrados o enfadados con alguien. Enséñales que el área de calma se usa solamente para períodos de tiempo cortos; tienen que evitar lastimarse a sí mismos o a otros cuando usen esta área. Proporciónales algunos materiales para aliviar el estrés, como plastilina o bolas de estrés para que los alumnos las manipulen cuando se sienten en el área de calma.

  2. 2

    Los adolescentes no son inmunes a los berrinches. Sin embargo, tienden a mostrar los comportamientos de formas diferentes, como desafiar solicitudes, golpear puertas o saltarse las clases. Los berrinches se pueden evitar al enseñarles a los estudiantes a expresar sus sentimientos de una manera más apropiada. Enséñale a un adolescente a escribir su enfado en un diario y que discuta sus problemas contigo cuando esté calmado. Durante la conversación, encuentra una manera diferente y más apropiada para manejar la situación la próxima vez que ocurra.

  3. 3

    Desarrolla estrategias efectivas para dejar que un niño hable, pero limita la cantidad de habla y/o guía al niño a hablar en momentos apropiados. Si a un niño le encanta hablar, dale un trabajo de orador en el salón de clase al dejarle leer las instrucciones durante una actividad para todo el grupo o hacer los anuncios en el salón de clase. Si su habla es impulsiva o es resultado de la ansiedad, espera pacientemente y míralo mientras habla. Probablemente se dará cuenta que todos lo están mirando y puede dejar de hablar cuando vea que está hablando excesivamente.

  4. 4

    Interrumpir a otros y molestar el flujo de la estructura del salón de clase puede ser un resultado de una carencia de autocontrol. Por lo tanto, los estudiantes que interrumpen a menudo al profesor durante las clases necesitan recibir instrucciones con medios apropiados de ganar atención. Recuérdales frecuentemente acerca de levantar su mano y esperar en silencio antes de que se le dé la palabra. Enséñales a escribir sus preguntas en un papel y esperar hasta que la clase termine para hacerlas. Además, si el problema persiste, crea un momento programado de reunión para que el niño pueda recibir atención cara a cara y que sus preguntas sean respondidas en el momento específico.

  5. 5

    A menudo, un niño rechaza seguir la solicitud de un adulto simplemente porque está determinado a conseguir su punto de vista. Evita discutir o entablar una lucha por el poder con un niño o adolescente. Asegúrate de modelar un comportamiento apropiado en el salón de clase. Escucha mientras el estudiante muestra su punto, resume sus palabras y emociones y después discute lo que le está molestando. Al mismo tiempo, modela una conducta calmada y libre de juicios. Esto también calmará al estudiante y evitará que alguien levante su voz y/o se enfade.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles