Cómo disciplinar a un niño gritón

Escrito por michelle labbe | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo disciplinar a un niño gritón
Lidiar con un niño gritón requiere de paciencia y control. (screaming young boy image by AGphotographer from Fotolia.com)

Cuando un niño empieza a gritar y no se detiene o acepta un no por respuesta, muchos padres se dan cuenta que su pericia es inútil. Puede ser tentador responder con ira, fuerza o amenazas. Pero incluso después de que tu mejor juicio entra en acción, el dilema permanece. Cuando tu niño hace una rabieta, ya sea en tu propia casa o en público, necesitarás una estrategia para calmarlo que sea eficaz y fiable, sin ser cruel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantén la calma. No respondas a los gritos y rabietas con gritos. Eres el modelo más potente de tu hijo, y si te ve responder a la ira con la ira, sólo aprenderá que este enojo es aceptable. Tu hijo aprende de tu ejemplo. No pierdas la calma cuando se trata de tu hijo gritando. Respira profundamente y contén tu frustración.

  2. 2

    Llámale la atención a tu hijo con calma pero con firmeza. Dile que gritar es en contra de las reglas. Si el niño es muy pequeño, puedes ayudarle a verbalizar los sentimientos que están causando esta rabieta. Los niños pequeños pueden actuar porque carecen de las habilidades del lenguaje para expresar sus emociones de otras maneras. Podrías decirle: "Yo sé que te sientes molesto porque ..."

    A continuación, escucha lo que dice tu hijo. Dile que entiendes cómo se siente.

  3. 3

    Recuérdale a tu hijo las normas del nivel de voz: no gritar o perder los estribos. Luego sugiere una forma más adecuada para hacer frente a esta situación, que no sea la ira.

  4. 4

    Pon a tu hijo en tiempo de espera si los pasos anteriores no son eficaces o si necesitas silenciarlo inmediatamente. Tu hijo puede estar muy molesto para responder a los pasos anteriores de inmediato. Encuentra un rincón tranquilo u otro espacio y que tu hijo se siente allí hasta que pueda estar tranquilo de nuevo. A continuación, intenta el método anterior para verbalizar sus sentimientos.

  5. 5

    Disciplina a tu hijo si es necesario. Una vez más, no recurras a castigos fuertes o físicos, pero si tu hijo ha roto una regla, dale una sanción efectiva. Las mejores estrategias son castigo de quitar un privilegio, como ver la televisión o usar la computadora, o un tiempo de espera prolongado en su habitación.

Consejos y advertencias

  • Discute formas de controlar la ira de tu hijo si los berrinches y ataques de gritos son un problema recurrente. Propón otras formas para ventilarlos, tales como golpear una almohada o hacer saltos. Habla acerca de las estrategias para la recuperar la calma y el control sobre las emociones que puede utilizar cuando está enojado, como ir a dar un paseo alrededor de la cuadra o escuchar música.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles