Cómo disciplinar a un niño que no quiere hacer su tarea

Escrito por kyra sheahan | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo disciplinar a un niño que no quiere hacer su tarea
Disciplina a tu hijo para que comprenda el valor de hacer la tarea. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La batalla de los deberes es de las luchas de muchos padres con sus hijos. Cuando se es niño, un montón de otras actividades son más estimulantes que hacer los deberes. Sin embargo, la tarea es una parte valiosa del proceso académico y es necesaria para mantener buenas calificaciones en la escuela. En lugar de tener una lucha de poder, los padres deben encontrar maneras efectivas de disciplinar a sus hijos que se niegan a hacer los deberes. Aunque es el niño el que se perjudica de forma directa cuando no hace su tarea, los padres deben dirigirlo en la dirección correcta.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pizarra blanca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Da a tu hijo la opción de elegir el momento de hacer su tarea. Sus opciones podrían incluir antes de la práctica de fútbol, antes de la cena o después de la cena. Permitirles elegir cuándo hacen sus deberes les da un sentido de control y responsabilidad, que puede ayudarlos a dominar los deberes y finalizarlos.

  2. 2

    Fomenta a tu hijo a hacer su tarea. Utiliza un enfoque basado en fortalezas ofreciéndole tu ayuda y asistencia con los problemas más difíciles. Dile que los dos se sentarán juntos y podrán hacer su tarea mientras trabajas desde casa en tu portátil.

  3. 3

    Utiliza un sistema de recompensa por buen comportamiento. Muéstrale a tu niño que la tarea es una actividad positiva a través del refuerzo positivo. Por cada noche que hace su tarea sin negarse, recompénsalo con algo que sepas que le gusta. Podría ser una hora extra videojuegos o más dinero añadido a su asignación semanal.

  4. 4

    Enseña a tu hijo que él sólo se perjudica a sí mismo y sus notas al no hacer los deberes. Cuéntale las repercusiones involucradas si se salta la tarea, no pasa sus clases, reprueba hasta quedar expulsado de la escuela y luego no puede encontrar un trabajo. Pintar una imagen de cómo se relaciona la tarea a todo el proceso académico y de empleo puede ayudar a algunos niños a entender cómo es beneficioso para ellos.

  5. 5

    Habla con tu hijo acerca de por qué no quiere hacer su tarea. Determina cuál es el origen del problema. Al hacerle preguntas, le das la oportunidad de decir algo que le puede estar molestando. Por ejemplo, tu hijo puede no decirte que la razón por la que no quiere hacer su tarea para la clase de ciencias de la señora Miller es porque la señora Miller fue mala con él. Las preguntas te ayudarán a obtener más información sobre el razonamiento detrás de la lucha de la tarea.

  6. 6

    Quítale algo a tu hijo si insiste en no hacer sus deberes y tus intentos positivos son benignos. Si tiene un juego de video en su cuarto que disfruta jugando o una película que le gusta ver, físicamente retíralo de su dormitorio y hazle saber que puede tenerlo después de que termine su trabajo escolar.

  7. 7

    Establece un sistema de rastreo en tu casa en una pizarra. Si tu hijo todavía se niega a hacer la tarea incluso después de tener sus juguetes retirados, el siguiente paso es hacer un seguimiento de cuántas noches por semana se produce esta lucha. Para tu sistema de seguimiento, haz que cada noche que presente lucha de tarea equivalga a una hora de tiempo de espera el fin de semana. Si tu hijo discute sobre la tarea tres veces durante la semana, ponle en tiempo de espera durante tres horas el fin de semana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles