Cómo diseñar un jardín rústico

Escrito por richard sweeney
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diseñar un jardín rústico

Nadie niega que un jardín bien cuidado y plantado con exquisitez es una belleza, pero cultivar un jardín rústico tiene un encanto singular. En un jardín rústico, la formalidad de las líneas deja lugar a las curvas, a las líneas irregulares y a los macizos aparentemente desordenados. En lugar de cercos de hojas perennes bien esculpidos, el énfasis está en los arriates llenos de arbustos, en las hierbas perennes y en los bulbos. Las plantas aromáticas y las tradicionales juegan un rol importante, como las rosas y, especialmente, las trepadoras que crecen sobre cercas y arcos. Los jardines rústicos pueden ser productivos si entremezclas plantas comestibles con las flores, y no lleva mucho trabajo plantarlas o mantenerlas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Espacio para el jardín
  • Postes de madera
  • Recipientes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia y mide el área. Observa bien e intenta incorporar los elementos que ésta tenga. Si tienes un tronco de árbol ocupando una esquina, tendría que ser removido para crear un jardín formal, pero puede convertirse en un rasgo interesante en un jardín rústico.

  2. 2

    Haz un solo camino. Puedes hacerlo con una mezcla de piedras, ladrillos y losas colocadas informalmente, con plantas que se vuelquen hacia el centro desde los bordes adyacentes. A diferencia de los jardines formales, que requieren un camino completamente nivelado, el camino de un jardín rústico puede estar un poco desnivelado siempre y cuando no sea inseguro o inestable.

  3. 3

    Instala algunas vigas de madera recicladas. Usando una excavadora para postes, coloca algunos postes rústicos o vigas en todo el jardín. Puedes plantar clemátides, hiedra inglesa o rosas trepadoras en los postes y usarlos para hacer una arcada informal e, incluso, proveer algo de sombra.

  4. 4

    Crea un rincón apartado. Una banca o hamaca de madera, escondida entre los arbustos, constituye el lugar ideal para disfrutar de los aromas y los colores del jardín y le da al lugar una sensación de estar "habitado".

  5. 5

    Planta arbustos herbáceos que requieran poco mantenimiento en los arriates. Los arbustos como la azalea o la hortensia florecerán en primavera y sólo necesitan ser podados en invierno.

  6. 6

    Construye macizos informales. A diferencia de los jardines formales, no hay necesidad de elegir simetrías o flores rigurosas para los macizos en los jardines rústicos. Puedes plantar plantas de todos los colores, formas, texturas y aromas sin un asomo de línea recta.

  7. 7

    Coloca macetas de aspecto campestre en todo el jardín con flores anuales y de estación, para dotar al lugar con un toque de color. Además, considera la idea de entremezclar hierbas, puesto que las flores y las hierbas plantadas en macetas resultan, a menudo, una combinación atractiva.

Consejos y advertencias

  • Los jardines rústicos requieren menos mantenimiento, pero mantente atento a las malezas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles