Cómo diseñar tu propio experimento de condicionamiento clásico

Escrito por elizabeth hannigan | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo diseñar tu propio experimento de condicionamiento clásico
El entrenamiento con un taconeador es un condicionamiento clásico. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

El condicionamiento clásico, también conocido como condicionamiento Pavloviano, es un tipo instintivo no consciente de aprendizaje descubierto por el científico ruso y ganador del Premio Nobel Ivan Pavlov a principios del siglo XX. Pavlov había enganchado a un perro a una máquina que mide la salivación y sonaba una campana cada vez que el perro era alimentado. Los perros salivan naturalmente cuando se les presentan alimentos, pero no cuando un suena una campana. Con el tiempo, el perro comenzó a asociar la campana con comida y salivar cada vez que sonaba la campana, si había comida o no. Puedes repetir este experimento en casa con un sujeto de prueba dispuesto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sujeto en el que realizar el experimento
  • Estímulo como un taconeador y bocadillos o una lata de centavos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra un sujeto que sea un participante dispuesto en tu experimento de condicionamiento clásico. Este podría ser un amigo o un hermano. También puedes hacer el condicionamiento clásico tu mascota sin ser cruel, como con el entrenamiento con taconeador.

  2. 2

    Elige un estímulo. Algo que estimule los sentidos de tu sujeto. Por ejemplo, podrías estimular su sentido de la audición con una lata de centavos. Una lata de centavos sería un estímulo negativo, lo que significa que desincentivaría los comportamientos ya que crea un sonido desagradable. Un taconeador y una bolsa de golosinas serían un estímulo positivo que estimularía el buen comportamiento.

  3. 3

    Elige un comportamiento que deseas desalentar o fomentar en tu sujeto. Por ejemplo, puedes desalentar que tu perro salte en el sofá o alentarle a sentarse cuando se lo pides.

  4. 4

    Responde con el estímulo cada vez que el sujeto se involucre en el comportamiento. Cuando el perro salte sobre el sofá, agita la lata de centavos. Cuando el perro se sienta cuando pides, haz clic en el taconeador y dale un regalo.

  5. 5

    Observa al sujeto mientras repites el experimento una y otra vez. Finalmente, el perro asociará el sofá con sonidos desagradables y lo evitará completamente o se sentará cuando se lo ordenas si pulsas el taconeador, incluso si no le recompensas con un bocadillo. En este punto, habrá acondicionado al sujeto.

Consejos y advertencias

  • Responde sólo con el estímulo cuando el sujeto se involucre en el comportamiento particular que has elegido; de lo contrario, sólo le confundirás y el experimento no funcionará.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles