¿Cómo diseñar un sistema de recolección de agua de lluvia para una casa?

Escrito por eric moll | Traducido por valeria b. rivas
¿Cómo diseñar un sistema de recolección de agua de lluvia para una casa?

Acopia el agua de lluvia para aprovecharla en usos domésticos o para el riego del jardín.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Un sistema de recolección de agua de lluvia residencial puede significar cosas diferentes. Si deseas acopiar las precipitaciones únicamente para usos domésticos, como cocinar, lavar o beber, y el agua es lo suficientemente limpia o tienes un sistema de filtrado, debes instalar una cisterna. Si también deseas utilizar el agua de lluvia recogida para un jardín, tendrás que hacer un poco más de trabajo, pero terminarás ahorrando una gran cantidad de agua.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Cisterna
  • Tuberías y canalones
  • 2 estacas
  • Tubo de plástico transparente
  • Cinta adhesiva
  • Palas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Determinando el tamaño de la cisterna

  1. 1

    Mide el área de la azotea de tu casa con una cinta métrica. Multiplica la longitud en pies por el ancho en pies para tener los pies cuadrados de techo.

  2. 2

    Busca registros de la precipitación mensual y anual promedio en tu área, puedes buscar en Internet o consultar a las personas que trabajen en la materia para tu ciudad. Convierte las medias, que son probablemente en pulgadas, en pies dividiendo por 12.

  3. 3

    Multiplica las precipitaciones totales mensuales, en pies, por el área de la azotea, en pies cuadrados. El resultado será el volumen de agua, en pies cúbicos, lo que se puede esperar que caerá en el techo en un mes determinado. Cada pie cúbico es igual a 7,48 galones o a 28,3 litros. Esto te dará una idea de lo grande que serán las necesidades de la cisterna para captar toda el agua de lluvia.

    Instalando la cisterna

  1. 1

    Observa tu techo con cuidado durante la próxima gran tormenta o simula una con una manguera de jardín. Tienes que encontrar todas las bajantes.

  2. 2

    Encuentra un buen lugar para la cisterna. Aparte de las cuestiones obvias de espacio y estética, busca un lugar donde la mayor parte del agua se escurra del techo para no instalar demasiadas tuberías para llevar el agua a tu cisterna.

  3. 3

    Instala canaletas en cualquier lugar donde el agua normalmente cae a tierra. Dirige las canaletas directamente a la cisterna o a las tuberías que conducen a la misma. Las especificaciones de las tuberías y canaletas dependerán del tipo de techo que tengas y del modelo de cisterna.

    Paisajismo para recogida de aguas pluviales

  1. 1

    Observa tu jardín durante una tormenta para ver hacia dónde fluye el agua. Los objetivos de tu plan de captación de agua son mantenerla dentro de tu propiedad, donde puede ser utilizada por las plantas, disminuir su flujo para evitar la erosión, y recogerla en cuencas poco profundas para que no se ahoguen las plantas.

  2. 2

    Construye un nivel, un dispositivo simple para la comparación de las elevaciones. Ata o pega un trozo de tubo de plástico a dos estacas con los extremos abiertos hacia arriba y varios metros de tubo cerrado conectándolas. Vierte el agua en uno de los extremos abiertos del tubo y mira las marcas en las estacas. La diferencia en líneas de agua muestra la diferencia de niveles de tierra.

  3. 3

    Comienza cavando trincheras para mover el agua desde las zonas en las que no se está utilizando hasta las áreas con plantas que sí la necesitan. Usa el suelo de las zanjas para construir bermas (montículos de tierra apisonada) alrededor de grandes cuencas planas. Las zanjas deben ser anchas y no estrechas, y bermas y zanjas deben estar tachonadas con piedras para frenar la erosión.

  4. 4

    Planea el peor de los casos. Asegúrate de que tus cuencas tengan puntos de desbordamiento, a donde el agua pueda escapar durante las grandes tormentas.

  5. 5

    Observa cómo funciona tu trabajo. Después de la próxima tormenta, verás si se ha producido una erosión excesiva o daños en tus estructuras de tierra. No debe quedar agua estancada después de 24 horas, o 48 horas para las grandes tormentas. Si el agua no se infiltra con suficiente rapidez, tus cuencas son demasiado pequeñas o necesitas crear un mejor canal de desbordamiento.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media