Cómo hacer un disfraz de un señor de los Nazgûl

Escrito por caprice castano | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un disfraz de un señor de los Nazgûl
Haz un disfraz tenebroso para Halloween. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El señor de los Nazgûl es una figura imponente de la trilogía de "El señor de los anillos". Este ser tenebroso con su armadura y su bata negra harapienta puede ser un disfraz de Halloween espectacular. Hacer este disfraz no es tan difícil como parece, todo lo que necesitas son materiales básicos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fotografías de un señor de los Nazgûl para guiarte
  • Arpillera - rollo de 36 pulgadas de ancho (91, 44 cm.)
  • Manta de cielo o tela de gasa negra
  • Tijeras
  • Tintura negra para ropa como la RIT
  • Hilo negro grueso
  • Aguja de coser grande
  • Cartulina negra gruesa
  • Material de vinilo gris o papel adhesivo plateado
  • Pintura negra en aerosol
  • Pegamento
  • Grapas redondas y plateadas
  • Guantes, pantalones y camiseta negros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Batas

  1. 1

    Investiga el personaje estudiando las fotos, imágenes de otros disfraces o mirando la película para obtener una idea de cómo luce el disfraz. Esto te servirá de punto de referencia para cuando hagas el disfraz.

  2. 2

    Desenrolla la tela arpillera, estírala desde los pies hasta la cabeza y déjala de nuevo en el piso. Córtala de ese largo. Marca el punto en el pliegue donde estará tu cabeza y corta un círculo para que puedas meterla.

  3. 3

    Corta un trozo de arpillera doblada que sea del largo desde tus hombros hasta el piso. Simplemente puedes sostener un trozo de arpillera doblada de ese largo hasta los hombros y cortarla. Los cortes y los largos del disfraz son muy sencillos porque no tienen que ser parejos.

  4. 4

    Tiñe la arpillera de negro y cuélgala para que se seque. Si tienes una manta de cielo blanca en lugar de la tela de gasa negra, entonces tíñela de negro junto con la arpillera. Cuelga todas las telas afuera o en algún lugar donde las gotas no dañen la alfombra o el piso.

  5. 5

    Pliega el trozo de arpillera más corto sin la apertura de la cabeza para que quede doblada. Corta el lado de adelante por el centro hasta el pliegue. Haz dos cortes a los lados de más o menos 4 pulgadas (10, 16 cm.) de largo. Debería quedar como una especie de T.

  6. 6

    Coloca la pieza con la apertura para la cabeza sobre una superficie plana doblada a la mitad con la apertura hacia arriba. Une los lados con una costura en ambos bordes externos de la tela comenzando a aproximadamente 12 pulgadas (30, 48 cm.) más abajo del pliegue superior. Puedes optar por una punta de fusta abierta bien larga o simplemente hacer una puntada y atarla cada unas cuantas pulgadas. No necesita ser una costura cerrada pareja, sólo debe tener los lados hacia adentro para que la bata luzca tosca.

  7. 7

    Corta un trozo de 6 pies (1, 82 m.) de tela de gasa negra o manto de cielo teñido. Dóblalo por la mitad. Corta otro trozo que tenga 12 pies (3, 65 m.) de largo.

  8. 8

    Ponte la bata sobre la cabeza y pasa los brazos por las aperturas en la parte superior de los lados. Coloca el trozo de arpillera doblada que cortaste hasta el centro sobre tus hombros para que el corte quede en el frente. Haz cortes verticales con la tijera a lo largo de la parte inferior de la tela unas pulgadas hacia arriba para que luzcan como flequillos y la base quede irregular.

  9. 9

    Coloca el trozo plegado de gasa negra o manto de cielo sobre tu cabeza para que quede como una capucha. Ponte la pieza más larga de gasa o manto sobre los hombros como una cortina. Esto mantiene la capucha en su lugar y le dá una capa de movimiento al disfraz. El efecto general es el de una bata de capas pesadas e irregulares con una capucha negra. Mantén la bata hecha una bola en un balón para agregarle algunas arrugas; hasta le puedes agregar unas cuantas hojas y un poco de suciedad para que tenga detalles más realistas. Viste las batas con una camiseta y pantalones negros.

    Guantes

  1. 1

    Mide tu brazo desde el codo hasta la punta de los dedos. Haz un contorno irregular de cada brazo sobre la cartulina. Añádele 3 pulgadas (7, 62 cm.) de más a cada contorno y corta las plantillas. Escribe "derecha" e "izquierda" sobre las piezas para que puedas diferenciarlas. Colócalas en la cartulina y corta dos más de cada pieza para que quede un total de 6 plantillas. Corta una pieza más de cada brazo, pero quítales la parte de la mano. Esas dos te servirán para la parte inferior izquierda y derecha.

  2. 2

    Pega el vinilo gris a cuatro de las plantillas y córtalo para que encaje con las formas. Si usas papel adhesivo plateado, sácale la parte de atrás, cubre las cuatro plantillas y córtalas. Si a esta altura ya no puedes distinguir entre izquierda y derecha, entonces marca las plantillas en la parte inferior para mantenerlas derechas.

  3. 3

    Guíate con las fotos y traza un diseño de una placa con bordes festoneados sobre una de las plantillas cubiertas para los brazos. Córtalas redondeando los bordes externos de cada una. Comienza a colocarlas en capas como si fueran placas en los guantes de la armadura. Sigue extendiéndote hacia abajo hasta la punta de los dedos, pero no hagas dedos individuales. Haz lo mismo con el otro brazo.

  4. 4

    Usa las plantillas extra para cortar más placas y colócalas ajustándolas en seco o como quedarían cuando las sujetes. Procura que no queden espacios y que las placas queden colocadas en capas de una forma realista.

  5. 5

    Toma una plantilla base y agrégale las placas a ese brazo con las grapas plateadas, una en cada borde externo. Deberían quedar como los remaches que mantienen juntas las placas de la armadura. Haz esto en todo el brazo. Repite el procedimiento en el otro lado. Coloca la parte inferior de la plantilla en blanco de ese brazo en la base del guante usando cinta adhesiva; asegura la parte superior a la base y haz una manga para deslizar tu brazo y sostenerlo. Repite lo mismo del otro lado. Vístelos sobre los guantes negros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles