Cómo disolver la lechada para retirar los azulejos

Escrito por mary ylisela Google | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo disolver la lechada para retirar los azulejos
La lechada de los azulejos ayuda a mantener los azulejos firmemente en su lugar. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

El reemplazo de los azulejos en el baño o la cocina es una manera de alterar la apariencia de una habitación. Si tus azulejos son viejos y obsoletos o deseas cambiar su aspecto, deberás aflojar primero la boquilla para retirarlos. Disolver y eliminar la lechada no es la idea de diversión de cualquiera. Es un trabajo sucio, pero es una tarea simple y sencilla, una vez que sabes qué hacer.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una lona de plástico
  • Cinta de enmascarar
  • Una sierra de carburo para lechada
  • Hojas de carburo
  • Un destornillador de cabeza plana
  • Un martillo
  • Un pincel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una lona de plástico en el suelo o debajo de la superficie donde vas a eliminar la lechada. Asegura la lona con cinta de enmascarar para mantenerla en su lugar.

  2. 2

    Sujeta la sierra con la punta de carburo en la ranura de la lechada, entre los azulejos. Serrucha hacia adelante y hacia atrás para desgastar la lechada y hacer que se convierta en polvo. Repite este paso en cada superficie que deseas disolver y eliminar.

  3. 3

    Cambia la cuchilla de carburo por una nueva cuando la vieja se vuelva ineficaz.

  4. 4

    Elimina los restos persistentes de lechada separando con un destornillador de cabeza plana y un martillo. Sostén la punta del destornillador contra la lechada que deseas romper. Golpea suavemente el extremo de la manija del destornillador con un martillo para hacer que la lechada se desmorone.

    Cómo disolver la lechada para retirar los azulejos
    Un destornillador de cabeza plana actúa como un cincel para quitar la lechada. (Comstock/Comstock/Getty Images)
  5. 5

    Cepilla entre los azulejos con un pincel limpio y sin usar. Quita el polvo de la lechada de esta manera. Repite los pasos 2 y 3 para eliminar cualquier resto de que necesite ser disuelto.

Consejos y advertencias

  • Utiliza gafas para evitar que los restos o el polvo entren en contacto con tus ojos.
  • Puedes proteger los bordes de los azulejos de las rayaduras colocándoles cinta encima.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles