Cómo disolver concreto con ácidos

Escrito por dan harkins | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo disolver concreto con ácidos
La limpieza del hormigón a menudo implica una limpieza final con ácido. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El hormigón es un material de construcción duradero que tiene materiales especiales para disolver una vez que se endurece en su lugar. El ácido fosfórico y el fosfato trisódico son los principales compuestos utilizados para disolver los restos de hormigón a partir de los trabajos de albañilería. A veces, eso no funciona. Si ese es el caso, usa ácido muriático, un ácido clorhídrico de grado industrial, pero sólo después de lavar los otros tipos de ácidos y de ponerte todo el equipo de seguridad adecuado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ácido fosfórico o fosfato trisódico
  • Ácido muriático (si es necesario)
  • Gafas de seguridad, delantal y guantes de goma
  • Bicarbonato de sodio
  • Manguera de agua
  • Espátula afilada
  • Cubo
  • Cepillo
  • Piedra caliza en polvo
  • Lona de plástico
  • Un recipiente grande de plástico o cubo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte tus gafas de seguridad, los guantes y el delantal. Incluso los ácidos débiles pueden dañar la piel y los ojos.

  2. 2

    Abre una caja de bicarbonato de sodio y trae una manguera al lugar donde estás trabajando. Es posible que necesites éstos para neutralizar un derrame accidental de ácido. Pulveriza todo el follaje cercano con agua y un polvo de piedra caliza, en caso de que accidentalmente lo rocíes con el ácido.

  3. 3

    Extiende una lona de plástico en áreas como la alfombra o pasto en los que no quieres que entren los ácidos. Abre las ventanas, si estás limpiando el hormigón en un área interior. Necesitarás la ventilación adicional.

  4. 4

    Difunde tu ácido fosfórico o fosfato trisódico sobre el área concreta que deseas limpiar primero, utilizando una mezcla con agua recomendada por el fabricante individual. Usa un cepillo para fregar el ácido en el concreto. Estos son ácidos más débiles que podrían funcionar para disolver una cantidad suficiente de hormigón. Después de que estos ácidos hayan empapado el concreto durante un minuto aproximadamente, raspa el hormigón que estás tratando de disolver con una espátula afilada.

  5. 5

    Enjuaga el área con agua y compruébala. Decide si necesitas un ácido más fuerte.

  6. 6

    Mezcla el ácido muriático con agua en un cubo de plástico duradero y prescindible. Una mezcla común es de 10 partes de agua por una parte de ácido muriático, pero sigue las instrucciones en la botella que has adquirido. Nunca viertas agua en el ácido; siempre vierte el ácido en el agua para evitar posibles daños de un salpicado del ácido.

  7. 7

    Vierte suavemente la mezcla de ácido sobre el concreto que deseas que se disuelva. Déjalo en remojo durante al menos un minuto, extendiendo el ácido en el concreto con un cepillo. Después de un minuto, trata de raspar el hormigón que estás tratando de disolver.

  8. 8

    Enjuaga el ácido y el hormigón disuelto con agua. Debería quedar como un polvo fino, llamado carbonato de calcio.

Consejos y advertencias

  • Un cuchillo afilado puede ser un mejor raspador que una espátula.
  • Prueba con un disolvente comercial para concreto si estás preocupado acerca de mezclar tu propio compuesto ácido.
  • No viertas el ácido muriático en un recipiente vacío. Esto podría provocar salpicaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles