Cómo distinguir un coloide de una solución

Escrito por derek m. kwait | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo distinguir un coloide de una solución
La opacidad de la leche la hace un coloide. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las soluciones y los coloides son muy similares. Ambos son líquidos que lucen como una sustancia básica aunque en realidad están hechos de varios componentes. La razón para esto es que ambos son tipos de mezclas homogéneas, lo que significa que sus componentes individuales están mezclados a nivel molecular. Esto también explica por qué ninguno puede ser separado por filtración o dejándolos asentar. La diferencia técnica entre estos líquidos está en que las soluciones tienen tamaños de partículas entre 1 y 2 nanómetros, mientras que los coloides tienen mayores tamaños de partículas, de 2 a 1.000 nanómetros. Esta diferencia hace que las soluciones sean permeables a la luz, mientras que los coloides no lo son.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Deja reposar la sustancia por un periodo de tiempo, para asegurarte de que no se separa. Si se separa después de asentarse, la sustancia es una suspensión.

  2. 2

    Vierte una muestra de la sustancia en un recipiente de vidrio transparente.

  3. 3

    Sostén el recipiente frente a una fuente de luz. Si puedes ver a través del líquido, incluso si no es perfectamente transparente, es una solución. Si está opaco, es un coloide.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles