Divorcio: datos, causas y consecuencias

Escrito por cee donohue | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Divorcio: datos, causas y consecuencias
Un divorcio típicamente lleva un año para ser finalizado. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Actualmente en los Estados Unidos, alrededor de la mitad de los matrimonios terminan en divorcio. Es una situación desafortunada que tiene varias causas y consecuencias. Sin embargo, no todos los efectos de un divorcio son negativos. Las investigaciones indican que, en algunos casos, el divorcio puede tener un efecto positivo, debido a que hay menos conflicto en el hogar.

Otras personas están leyendo

Datos

Se estima que el 23 por ciento de las familias norteamericanas son hogares con un solo padre y con niños menores de 18 años. En los Estados Unidos, del 45 al 50 por ciento de los primeros matrimonios, y del 60 al 70 por ciento de los segundos, terminan en divorcio. La tasa más alta para las mujeres ocurre entre aquellas menores de 20 años; para los hombres, entre las edades de 20 y 24 años. Muchos divorcios llevan un año hasta que se finalizan.

Causas

Las causas de los divorcios pueden variar. En muchos casos, hay factores comunes como problemas de comunicación. Cuando una pareja tiene dificultades para comunicarse, puede llevar a discusiones y hostilidades que durante un período de tiempo pueden tener un efecto negativo en el matrimonio. Los problemas financieros son otra razón común para los divorcios. A menudo las parejas no discuten los hábitos de gastos y ahorros antes de casarse, lo cual puede resultar en un estrés financiero extremo después. La infidelidad es, a veces, la causa de la disolución de un matrimonio, y la incompatibilidad o diferencias irreconciliables también han sido citadas como causantes de divorcios. Otras razones pueden incluir diferencias religiosas o distintas visiones sobre la paternidad. En muchos casos, los problemas sexuales y las adicciones o abusos de drogas también tienen un efecto negativo en el matrimonio.

Consecuencias

Las consecuencias del divorcio pueden llegar lejos y durar mucho, especialmente si hay niños involucrados. Además de los sentimientos de depresión o culpa, el miedo o ansiedad son también emociones comunes después de un divorcio. A veces, cuando un padre tiene que ocuparse de las responsabilidades financieras, el exceso de trabajo aumenta y el tiempo que pasa con los niños puede disminuir. Como resultado, la relación puede sufrir. Para los adultos, el estrés puede volverse abrumador. En algunos casos, las habilidades parentales disminuyen inicialmente después del divorcio, pero mejoran luego cuando el padre se estabiliza. Algunas investigaciones han demostrado que los niños de un hogar divorciado muestran menores logros académicos y dos veces la tasa de abandono escolar que aquellos que provienen de un hogar sin divorcio.

Otros datos y consecuencias

Algunos problemas conductuales de los niños también ocurren como resultado de un divorcio, aunque una mayoría de los adolescentes no experimenta estos problemas. La sobreactuación y la delincuencia juveniles son ejemplos. Otros problemas relacionados incluyen ansiedad, depresión o antisociabilidad con los compañeros. En algunos casos, los adolescentes se involucran en drogas o alcoholismo como una reacción al divorcio de sus padres.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles