Cómo hacer un dobladillo de lechuga en organza

Escrito por virginia watson | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un dobladillo de lechuga en organza
(machine à coudre image by jahmaik from Fotolia.com)

Los dobladillos de lechuga proveen volantes fruncidos en el borde de las telas. Son relativamente fáciles de hacer, ya que no requieren ninguna presión o giro. Además, es una técnica versátil, ya que estos pueden ser completados antes o después de ensamblar la prenda. Los dobladillos de lechuga pueden ser utilizados en la mayoría de las telas, sin embargo se ven particularmente bonitos en la organza, ya que esta tela refleja la luz y realza el volante que esta técnica produce.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Máquina de coser
  • Organza
  • Hilo
  • Tijera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta la organza en el bies. Hacerlo te dará un poco más de elasticidad, lo que le dará más fruncido al dobladillo de lechuga. Cuando lo hagas, en lugar de alinear tus piezas de patrón verticalmente al grano, debes hacerlo en un ángulo de 45° respecto al grano.

  2. 2

    Ajusta tu máquina a una puntada de zigzag. Necesitarás utilizar la puntada más pequeña posible en tu máquina, así como el zigzag más cerrado. Prueba la puntada en un pedazo de organza para asegurarte de que la tención y la puntada son correctas.

  3. 3

    Comienza a hacer el dobladillo. Comienza a coser con la aguja lo más cerca posible del borde. La organza tal vez se deshilache un poco, así que asegúrate de comenzar a coser al menos 1/8 de pulgada (0,32 cm) lejos de esta zona. Necesitarás estirar la tela mientras coses, de manera que cuando el material sea liberado, se frunza. Tal vez quieras practicar en un pedazo de desecho antes de trabajar en las piezas de patrón reales.

  4. 4

    Recorta el borde. Con una tijera filosa, recorta el borde de la tela tan cerca como puedas al borde de las puntadas. No cortes las puntadas, ya que eso puede deshilachar todo tu dobladillo. Cuando hayas terminado de recortar, no presiones, ya que esto podría remover la mayoría del fruncido de tu dobladillo de lechuga.

Consejos y advertencias

  • Sino estiras la tela mientras estás cociendo, el efecto de lechuga no se notara. Entre más estiras la tela, más se fruncirá.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles