Dolor de antebrazo y mano

Escrito por donald a. ozello Google | Traducido por daniela laura arjones
Dolor de antebrazo y mano

La funcionalidad de la mano es importante en todos los aspectos de la vida.

typing hands image by Tom Davison from Fotolia.com

El intrincado sistema neuromusculoesqueléticos de los antebrazos y las muñecas consta de numerosos huesos, ligamentos, músculos, tendones y nervios. Estas interdependientes estructuras nos proporcionan la capacidad de realizar movimientos brutos y detallados necesarios para la vida cotidiana, deportes y situaciones de emergencia. Así pues, el dolor de la mano, muñeca y el antebrazo es muy debilitante. "Hay muchos problemas comunes de mano que puede interferir con las actividades de la vida cotidiana", según el Ohio State University Medical Center. El dolor de la mano y el antebrazo puede originarse en una gran variedad de causas incluyendo intromisión del nervio, artritis, tendinitis, lesión del ligamento y la tensión muscular.

Otras personas están leyendo

Intromisión del nervio

Las señales nerviosas viajan en una fracción de segundo desde el cerebro a la mano. Estas señales se originan en el cerebro, bajan a la médula espinal, dentro de los nervios de la espina dorsal, que se bifurcan de la médula espinal entre las vértebras del cuello y la parte superior y media de la espalda y continúa a través de los nervios en los hombros y extremidades superiores antes de llegar a la mano. Los síntomas asociados con la presión sobre un nervio incluye dolor agudo, sensaciones de ardor, entumecimiento, hormigueo, debilidad, disminución de la movilidad y atrofia muscular. Las áreas comunes donde se produce el atrapamiento del nervio son entre la cervical y la vértebra torácica superior, debajo de la clavícula y la parte superior de los músculos del tórax, en el codo y dentro del túnel carpeano de la muñeca.

Artritis

La artritis de la mano y muñeca se presenta en dos formas más comunes. La osteoartritis, también conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, es un enfermedad de desgaste natural que se produce en las articulaciones en donde se produce la lesión o en las uniones donde existe la mayor cantidad de estrés. Artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, en la cual las células inmunes del cuerpo atacan por error la membrana delgada que recubre las articulaciones. Ambos de estos tipos artritis puede conducir al dolor, a la falta de función y discapacidad en la mano.

Tendinitis

La inflamación de los tejidos que conectan los músculos a los huesos se llama la tendinitis. Epicondilitis lateral, también llamado "codo de tenista", se produce en la parte exterior del codo y antebrazo. La Epicondilitis media, también conocida como "codo de golfista" o "codo de béisbol", es el dolor y sensibilidad en el lado rosado del codo y antebrazo. Estas fuentes comunes de dolor del antebrazo se presentan cuando, en forma incorrecta, los desequilibrios musculares o movimientos repetitivos aumentan la cantidad de tiro en los tendones juntos al hueso resultando en dolor y fatiga muscular.

Esguince del ligamento y distensión muscular

Un trauma o un repetitivo sub-trauma acumulativo en la extremidad superior pueden causar un esguince en el ligamento o distensión muscular. La sobreexigencia y uso excesivo de estas estructuras causas micro-trauma, ocasionando dolor, hinchazón, disminución del dolor de amplio margen de movimiento, fatiga y debilidad. Trauma en los antebrazos, las muñecas, las manos o dedos pulgares pueden ser devastadoras para tu capacidad de realizar actividades cotidianas sencillas. Las lesiones de torcedura vienen en forma de caídas, trabajos en posiciones incorrectas, sobreexigencia de una articulación con movimientos repetitivos y posicionamiento estático.

Prevención

El ejercicio supone un gran avance en la salud de la mano. Una rutina de ejercicios para todo el cuerpo con énfasis en los antebrazos y las manos aumenta fuerza, flexibilidad, resistencia y libertad de movimiento de las articulaciones. Trabaja con un correcto posicionamiento del cuerpo en todos los esfuerzos y escucha a tu cuerpo. El dolor es una señal de que existe un problema subyacente. Durante las pausas de trabajo camina, estira tus antebrazos, masajea tus manos, desliza los nervios y ejecuta un rango de movimientos circulares para tu cuello, los hombros, los codos, muñecas, manos y dedos. Toma micro-descansos de tu trabajo de posiciones estáticas para pellizcar los omóplatos, expandiendo la caja torácica y toma varios respiros profundos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media