Dolor en la arteria femoral

Escrito por paul cartmell | Traducido por maria gloria garcia menendez
Dolor en la arteria femoral

Existe un número de condiciones dolorosas asociadas con la arteria femoral que puede, en casos extremos, resultar en la muerte del tejido en los pies y en los dedos de los pies.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

El dolor puede ser causado por muchas razones asociadas con la arteria femoral. El dolor suele sentirse en las piernas y en los pies como oclusiones de la arteria femoral, que afectan la capacidad de la sangre para fluir hacia las piernas. Existe un número de condiciones dolorosas asociadas con la arteria femoral que puede, en casos extremos, resultar en la muerte del tejido en los pies y en los dedos de los pies.

Otras personas están leyendo

Arteria femoral

La arteria femoral provee sangre rica en oxígeno y en nutrientes a la piel de la ingle y de la pared abdominal baja. La arteria femoral y sus bifurcaciones pasan cerca de la superficie exterior del muslo, proporcionando sangre a los músculos y al tejido de la zona.

Señales de oclusión en la arteria femoral

Hay muchas señales de oclusión en la arteria femoral, pero no todas están asociadas con el dolor. Los síntomas dolorosos incluyen úlceras no sangrantes difíciles de curar en el pie y en los dedos del mismo, así como músculos de la pantorrilla atrofiados. Los síntomas no dolorosos incluyen piel tensa y brillante en las piernas y pérdida del pelo sobre los pies y dedos.

Enfermedad en la arteria periférica

Cuando la arteria femoral se obstruye, las piernas no reciben suficiente oxígeno ni sangre, causando una enfermedad extremadamente dolorosa llamada enfermedad de la arteria periférica o de la arteria de la pierna. Esta enfermedad causa incomodidad o dolor al caminar. El dolor se puede sentir en las caderas, glúteos, muslos, rodillas, espinillas y arriba de los pies.

Isquemia crítica de miembros

Cuando una enfermedad de la arteria periférica avanza, suelen aparecer las isquemias críticas de miembro. Mientras la arteria femoral permanezca bloqueada, las piernas no reciben suficiente oxígeno —incluso cuando descansas— creando dolor constante en los pies y en los dedos de la persona que lo sufre. Si la circulación no mejora, las llagas en los dedos y en los pies pueden convertirse en úlceras y a veces podrían llevar a tejido muerto o gangrena.

Dolor de reposo isquémico

La isquemia es el término médico para el flujo sanguíneo insuficiente a los tejidos, que en este caso significa los tejidos de los pies y de los dedos. El dolor de reposo isquémico, resultado de una arteria femoral bloqueada, es el dolor en los pies y en los dedos. En los casos severos de la enfermedad, las personas sufren dolor incluso con el peso de las sábanas y la ropa.

Claudicación intermitente (CI)

La claudicación intermitente, otra enfermedad que es resultado de una arteria femoral bloqueada, presenta síntomas tempranos de dolor o incomodidad en las piernas cuando caminas y desaparecen cuando descansas. A medida que la enfermedad empeora, el dolor se siente cuando caminas distancias más cortas y se siente aún más rápido cuando caminas cuesta arriba o subes escaleras.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media