Dolor lumbar crónico, rigidez y molestias musculares

Escrito por norene anderson | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dolor lumbar crónico, rigidez y molestias musculares
El dolor lumbar es una de las dolencias más comunes entre la población. (strong man's back image by Jane Doe from Fotolia.com)

El dolor lumbar es una de las dolencias más comunes; según datos del Centro médico de la Universidad de Maryland, del 60 al 80 por ciento de la población adulta de Estados Unidos lo padece. El dolor de espalda crónico, el que dura más de tres meses, puede ir acompañado de molestias musculares y rigidez que podrían llegar a ser debilitantes si el problema no recibe tratamiento. Recuerda que solamente un profesional de la salud calificado podrá determinar cuál es la terapia adecuada para tu dolencia.

Otras personas están leyendo

Causas

El dolor lumbar crónico puede comenzar como una molestia aguda en la zona provocada por un suceso repentino, como una caída o un accidente; también puede sobrevenir por hacer algunas cosas mal (un levantamiento, una postura o un movimiento repetitivo) durante un cierto período de tiempo. Otras causas posibles son: la enfermedad degenerativa del disco, la fibromialgia, la artritis reumatoide, la hernia discal, la osteoporosis, la escoliosis o cifosis, la existencia de tensión o desgarros en los músculos o ligamentos de soporte y las malas posturas. Las probabilidades de experimentar dolor muscular y rigidez, junto con el dolor de espalda, se incrementan si tienes sobrepeso, fumas, no haces ejercicio o pasas de los 30 años.

Síntomas

La intensidad del dolor lumbar crónico puede ir de leve y apenas perceptible a extremo y debilitante. Aunque los síntomas van a depender de las causas, por lo general se presentan dolor muscular y espasmos, rigidez matutina, dificultad para estar de pie después de haber estado sentado un rato y sensibilidad en la zona lumbar. Si el dolor proviene de una hernia de disco o de una lesión que afecte al nervio ciático, es posible que también sientas dolor, hormigueo o debilidad en piernas y pies.

Tratamiento

El tratamiento del dolor lumbar crónico depende de su origen. Para controlar el dolor son útiles las sesiones de fisioterapia, un corsé ortopédico para obtener un sostén adicional, las terapias de frío y calor o los masajes para tratar los músculos doloridos y rígidos. Es posible que en tu centro de salud te recomienden la administración de ciertos medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos, anticonvulsivos o antidepresivos. Si tienes una hernia de disco o alguna enfermedad que cause un daño en un nervio, es posible que sea necesario llevar a cabo algún tipo de intervención quirúrgica, como discectomía, laminectomía, fusión espinal o foraminotomía.

Prevención y cuidados

Para aliviar y prevenir el dolor de espalda, la Clínica Cleveland recomienda desplazar el peso de un pie a otro cada 5 o 15 minutos si se va a permanecer un tiempo de pie sin moverse y mantener una buena postura, con los hombros rectos y la cabeza erguida. También aconseja utilizar sillas que tengan un respaldo con apoyo lumbar, dormir de lado con las rodillas flexionadas y levantar objetos pesados manteniendo la espalda recta y, una vez más, flexionando las rodillas. Fortalece tus músculos, mantén tu cuerpo en forma haciendo el ejercicio que, según tu médico, mejor se ajuste a tu estado físico y sigue una dieta equilibrada, baja en grasas y con abundantes verduras, cereales integrales y frutas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles