Dolor muscular el día posterior a la ingesta de licor

Escrito por jerry shaw | Traducido por laura gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dolor muscular el día posterior a la ingesta de licor
Puede ocurrir dolor muscular luego de beber licor. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Beber licor puede ocasionar la pérdida del equilibrio y la coordinación, causando el trabajo excesivo de tus músculos, ya sea que bebas cantidades moderadas o grandes. Esto puede resultar en dolor muscular el día siguiente o incluso más adelante. Tu cerebro y cuerpo pueden sufrir los efectos de beber cinco o más bebidas alcohólicas durante tres días, según la Oficina de Educación sobre Alcohol y Drogas de la universidad de Notre Dame. De hecho, dos noches consecutivas de mucha bebida pueden producir efectos negativos de hasta cinco días.

Otras personas están leyendo

Ácido láctico

El alcohol puede interferir con el quiebre de los ácidos lácticos e incrementar el dolor muscular luego de la actividad física, según la universidad de California, en San Diego. Tu cuerpo almacena el alcohol como lo hace con la grasa. El alcohol daña los amino ácidos, que se precisan para la energía. Los amino ácidos se convierten grasa, interfiriendo con los caminos de energía y produciendo grandes cantidades de ácido láctico, causando una disminución de energía y recuperación muscular, mientras incrementas el dolor muscular. El alcohol además agrega calorías y contribuye a la grasa corporal.

Deshidratación

Beber mucho licor puede causar deshidratación severa y desequilibrio de células que puede ocasionar calambres y tirones, que resultan en la disminución de fuerza y desempeño. Puede surgir la fatiga durante el entrenamiento atlético, incrementando el riesgo de lesiones. El tiempo de reacción y las capacidades mentales pueden ser afectadas durante varios días después del consumo de alcohol. Esto aumenta el riesgo de lesión debido a la disminución de la coordinación mano-ojo y alteraciones en el juicio.

Deficiencias nutricionales

Beber en exceso incrementa la producción de ácido e interfiere con la habilidad de las células del cuerpo para absorber vitaminas y minerales, generando deficiencias en nutrientes. Estas deficiencias pueden interferir en la habilidad de tu cuerpo para controlar la glucosa en la sangre, resultando en bajos niveles de azúcar, también conocidos como hipoglucemia. Esto puede causar una pérdida significativa de energía, interrumpiendo la función normal de tu cuerpo y músculos.

Beber luego de ejercitar

El consumo moderado de alcohol luego de ejercitar puede causar una pérdida en la fuerza muscular, según investigadores de la Universidad Massey en Nueva Zelanda. Analizaron 11 hombres saludables que realizaron ejercicios de piernas sin ingesta de alcohol. Estos luego realizaron ejercicios similares y luego tomaron vodka y jugo de naranja. Las pérdidas relacionadas con el ejercicio en la función muscular se magnificó luego de beber el alcohol, los investigadores reportaron en la edición de enero 2010 de la "Revista de Ciencia y Medicina en el Deporte".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles