Salud

Dolor en las nalgas después de correr

Escrito por rose erickson | Traducido por maria del carmen veiga
Dolor en las nalgas después de correr

Correr en exceso puede resultar en dolor de nalgas.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

El dolor que ocurre en el área de las nalgas después de correr puede ser más que molesto, puede hacer actividades simples, como sentarse, insoportables. Ya que puede ser un síntoma de una condición medica no detectada, es importante entender que causa el dolor en las nalgas y como puede ser remediado.

Otras personas están leyendo

Síntomas

El dolor se puede desarrollar en la parte de arriba, del centro, de los costados o de abajo del área de las nalgas, que va desde una molestia a un dolor debilitante. También puedes sentir puntadas dolorosas o un hormigueo en la parte baja de la espalda y piernas. Otros síntomas pueden incluir: piel caliente, hematomas, salpullido, inflamación, sensibilidad, espasmos musculares y contracturas. El dolor se puede intensificar si corres en un suelo inclinado, si te estiras repentinamente o si tiras de los músculos del área de las nalgas.

Causas

El dolor ocurre típicamente cuando los músculos piriformes en el área de los glúteos se inflaman. Esta inflamación puede ser causada por una caída, ejercitar los músculos en exceso, correr en suelos no nivelados, rotar las caderas repentinamente o forzarlos mientras corres. También puedes desarrollar dolor si fuerzas, esguinzas o dislocas los músculos y tendones mientras corres. Algunas condiciones médicas como el síndrome de la periforme, una ruptura de disco o ciática también te pueden causar dolor en el área de las nalgas después de correr.

Tratamientos

Deja de correr temporalmente hasta que el dolor en las nalgas se detenga. Aplica calor en el área con un baño caliente, cuarto de vapor, un paño caliente o un masaje con calor. También puedes usar hielo por 20 minutos por vez para ayudar a reducir la inflamación, hinchazón y dolor. Estira los músculos de tus caderas y nalgas sosteniendo tus pies juntos con tus manos. Toma un antiinflamatorio como ibuprofeno o acetaminofeno. Un vigoroso masaje ayuda a relajar los músculos y reduce el dolor. Consulta a tu medico si el dolor persiste.

Prevención

Mantén una buena postura mientras corres, nunca permitas que tu espalda se doble. Siempre haz un precalentamiento con una caminata rápida de 10 minutos u otra actividad aeróbica liviana antes de correr. Esto elevará la temperatura de tus músculos y los hará más fuertes, más flexibles y más resistentes a las heridas dolorosas. Además, cuando termines haz lo mismo para deshacerte de subproductos como el ácido láctico de tu sistema circulatorio y músculos, que causa molestias y dolor.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media