Dolor de pechos y pezones

18
Ha sido de ayuda

A lo largo de la vida de una mujer, es probable que surjan problemas de dolor de pechos o dolor en el pezón. Aunque estos síntomas son a menudo bastante normales, a veces pueden indicar problemas más serios.

Breast image by Jeffrey Sinnock from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

El pecho femenino: Identificación

Entender la anatomía de los senos, así como la función de sus diversas partes, puede ayudar a especificar la ubicación y las posibles causas de dolor de mama y pezón. El seno femenino está compuesto de grasa, tejido conectivo, los conductos de leche, lóbulos, lobulillos y los distintos vasos sanguíneos. Los conductos que enlazan entre sí los lóbulos y los lobulillos, finalizarán en el pezón.

Síntomas

El dolor de mama y pezón se puede manifestar de diversas maneras. Muchas mujeres experimentan el dolor en la parte superior de la mama. El dolor también puede estar más cerca del pezón, o incluso se siente como si fuera 'en' el pezón. A menudo, el dolor en el pecho y en el pezón se acompaña de tumores en la mama. La regularidad de dolor puede variar.

Causas

El dolor constante en las extremidades exteriores de la mama es un problema normal, ya que a menudo resulta de los cambios en el tejido mamario, a menudo referido como cambios "fibroquísticos" (ver referencia 3). El dolor en el pezón puede indicar una infección, o podría resultar de una lesión o fricción. Aunque el dolor de pezón no suele ser grave, consulta a un médico si experimentas cualquier secreción del pezón. Otras causas de dolor en los senos y en los pezones son los tumores benignos, mastitis, y los tumores cancerosos (aunque estos por lo general no causan síntomas dolorosos) (ver referencia 2).

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de la causa subyacente. En el caso de cambios fibroquísticos en los senos , no existe una cura. Sin embargo, los analgésicos pueden ayudar a disminuir el dolor. Otros tratamientos incluyen antibióticos (para los casos de mastitis), otros medicamentos y cirugía (para los abscesos de mama o tumores cancerosos).

Consideraciones

Durante la pubertad, la menstruación, el embarazo, la lactancia y la menopausia, se producen cambios en los senos que pueden causar síntomas dolorosos. Estos son normales y por lo general no hay ningún objeto de preocupación. Sin embargo, si tus síntomas se acompañan de fiebre o llegan a ser muy graves, asegúrate de consultar a un médico.

Referencias

Recursos

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente