Dolor de rodilla al hacer zancadas y sentadillas

Escrito por tamara moffett | Traducido por florencia kushidonchi
Dolor de rodilla al hacer zancadas y sentadillas

Los ejercicios de elongación te pueden ayudar a prevenir el dolor de rodilla al hacer zancadas y sentadillas.

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Realizar ejercicios con la parte inferior del cuerpo, como las zancadas y las sentadillas, te ayuda a mantener los músculos fuertes y en forma. Estos ejercicios fortalecen los músculos de los muslos, las caderas y los glúteos. Dado que las zancadas y las sentadillas con actividades de bajo impacto, son buenas opciones para aquellos que no pueden realizar formas más intensas de ejercicio. Sin embargo, es posible que algunas personas experimenten dolor de rodilla mientras los realizan.

Otras personas están leyendo

Causas

No realizar las zancadas y sentadillas en forma correcta puede dar lugar al dolor de rodilla. Moverte de forma incorrecta puede desgarrar los músculos alrededor de la rodilla o hacer que sostengas demasiado peso con dicha articulación. Cuando realices zancadas, evita que la parte frontal de la rodilla se extienda más allá de la punta de tus pies. Cuando realices sentadillas, ubicar el peso de tu cuerpo en los talones en vez de en la punta de los pies te ayudará a mantener las rodillas en la posición correcta. Las enfermedades degenerativas de las articulaciones, como la artritis, pueden hacer que experimentes dolor en la rodilla al realizar movimientos que ejerzan presión sobre estas articulaciones. Éstos incluyen zancadas y sentadillas. Tener músculos débiles también aumenta el riesgo de que experimentes dolor en la rodilla mientras realizas estos ejercicios. Esto se debe a que los músculos débiles son menos capaces de sostener la articulación de la rodilla y amortiguar los impactos.

Tratamientos

Si presentas dolor en la rodilla al realizar zancadas y sentadillas y no tienes una afección médica subyacente, hacer ajustes simples en tu posición puede ayudar. Si el dolor persiste incluso después de haber interrumpido el ejercicio, intenta tomar una medicación de venta libre como el ibuprofeno o el acetaminofeno. El dolor generado por una afección como la artritis puede requerir un tratamiento con la prescripción de un medicamento más fuerte como un fármaco antiinflamatorio no esteroide como el ibuprofeno o la aspirina. Envolver la rodilla afectada con un vendaje puede brindarte compresión y un apoyo adicional.

Prevención

Siempre utiliza calzado con apoyo al realizar todo tipo de ejercicios. Sostenerte con una mesa u otra superficie estable te puede ayudar a mantener el equilibrio y distribuir el peso de tu cuerpo de forma más pareja. Prepara tus rodillas para el ejercicio precalentando con elongaciones simples antes de realizar zancadas o sentadillas. Calentar de antemano de ayudará a disminuir el riesgo de lesionarte al relajar los músculos y articulaciones rígidas de la pierna.

Advertencia

La presencia de dolor leve durante estos ejercicios no suele ser un motivo de preocupación. Sin embargo, la presencia de ciertos síntomas puede indicar un problema más serio. Consulta con tu médico de forma inmediata si sientes adormecimiento u hormigueo en la rodilla, si ésta hace un ruido a chasquido, si se enrojece o se hincha o si no puede aguantar ningún peso. Tu médico puede realizar una radiografía, una resonancia magnética o un cultivo del líquido sinovial para determinar la causa exacta del problema.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media