Dolor en el tendón de Aquiles provocado por ciclismo

Escrito por sarka-jonae miller Google | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dolor en el tendón de Aquiles provocado por ciclismo
(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

El ciclismo es una de las actividades en las que eres más propenso a dañar tu tendón de Aquiles. La acción de empujar el metatarso hacia abajo durante el pedaleo utiliza los músculos de las pantorrillas con los que conecta el tendón de Aquiles. Las pantorrillas débiles o apretadas contribuyen a daños que causan el dolor en el tendón.

Otras personas están leyendo

Condiciones

Hay dos condiciones que pueden causar dolor en el Aquiles, la tendinitis y la rotura. Es raro que se produzca una rotura completa haciendo ciclismo, dado que suele ocurrir cuando experimentas una fuerza repentina e inesperada, mucho más común en los deportes. La única solución es la cirugía y/o escayolar. La tendinitis de Aquiles, sin embargo, es una inflamación que se debe al uso excesivo del tendón. Ejercitar para que tus pantorrillas sean lo bastante fuertes para soportar tu régimen de ciclismo previene la tendinitis de Aquiles.

Sentadilla doblando la rodilla de una sola pierna

La sentadilla doblando la rodilla de una sola pierna da fuerza en el tendón de Aquiles y las pantorrillas, reduciendo las posibilidades de sufrir daños en el ciclismo. Dado que una pierna presiona el pedal, mientras la otra se dobla y sigue el pedal hacia arriba en un movimiento circular, este ejercicio en una pierna es efectivo para el ciclismo. A diferencia de las actividades de salto, las piernas nunca hacen lo mismo a la vez sobre la bicicleta. Para llevar a cabo esta sentadilla, colócate sobre tu pie derecho mirando hacia una pared y los dedos a sólo unas pocas pulgadas de ésta. Dobla tu rodilla izquierda para bajar en una sentadilla, manteniendo tu rodilla centrada sobre tu pie. Levántate y después vuelve a hacer otra sentadilla, pero apunta con tu rodilla hacia la izquierda. En la siguiente, apunta hacia la derecha. Así fortaleces los lados de los músculos de tus pantorrillas para conseguir una mayor estabilidad. Repite el patrón en tu pierna izquierda.

Estiramiento de pantorrilla

Los músculos de las pantorrillas apretados reducen el rango de movimiento del tobillo, lo que puede llevar a una tendinitis de Aquiles. Estirar antes y después de hacer ciclismo es una forma de evitarlo. Si ya te duele, estirar las pantorrillas y el tobillo al menos dos veces al día alivia el dolor con mayor rapidez que simplemente descansando. De cualquier manera, los estiramientos de la parte inferior de la pierna liberan tensión. Estirar las pantorrillas alarga el músculo gastrocnemius. Para llevar esto a cabo, colócate mirando hacia una pared con tus manos apoyadas para mantener el equilibrio. Echa un pie hacia atrás, estira esa pierna y apunta con ambos pies a la pared. Dobla tu pierna frontal hasta que sientas estirarse tu pantorrilla trasera. Mantén la posición 20 segundos por repetición y hazlo 6 veces por pierna.

Estiramiento de talón

El estiramiento de talón es similar al de pantorrilla en la posición inicial, pero doblas la pierna opuesta. Deberías sentir el estiramiento bajo, cerca del tobillo. Empieza en la misma posición, mirando a la pared y doblando tu rodilla trasera hasta que sientas estirarse tu talón trasero. Quizás necesites acortar la distancia entre tus pies para hacerlo. Mantén la posición 20 segundos por repetición y hazlo 6 veces por pierna.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles