Dolor en la tibia

Escrito por jennifer sobek | Traducido por florencia prieto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dolor en la tibia
Existen muchas causas del dolor de huesos. (fit legs image by jimcox40 from Fotolia.com)

La pierna está conformada por varios huesos, incluidos la tibia, peroné, fémur, patelar. De acuerdo a Sports Injury Clinic, la función de la tibia es soportar la carga y la función del peroné es la adhesión de los músculos. "Cualquiera de estos huesos puede sufrir fracturas por estrés. Sin embargo, el lugar más común es dos o tres pulgadas (5,08 ó 7,62 cm) por encima del lugar huesudo dentro del tobillo (medial mallelous) del hueso de la tibia", dice la página de Internet. Además, el trauma o las lesiones a la pierna pueden causar dolor en los músculos o incluso en los huesos.

Otras personas están leyendo

Definición

El dolor en la tibia es el dolor que se presenta en la tibia. Ésta es el hueso más grande de la pierna, siendo el peroné el hueso más pequeño.

Síntomas

Los síntomas del dolor de huesos incluyen no sólo el dolor en sí mismo, sino también la inflamación y sensibilidad. El dolor puede ser intenso o leve, puede ser una sensación de dolor, o puede ser agudo o crónico.

Causas

Hay muchas causas del dolor de pierna y de huesos, incluyendo la fractura del hueso, calambres o calambres musculares, determinados tipos de cáncer como cáncer de mama, cáncer de próstata o cáncer de pulmón que ha hecho metástasis en los huesos, osteomielitis, leucemia, osteoporosis, deshidratación, determinados medicamentos, cansancio muscular o torceduras por uso excesivo, lesiones como desgarros musculares, fractura leve, tendón inflamado, espinillas, dolor al caminar, trombosis de venas profundas, artritis, daños nerviosos y várices.

El dolor de huesos derivado de lesiones como huesos quebrados o fracturas por estrés puede ser provocado por muchas razones, como sobrecargar el hueso al correr, una serie de pequeños impactos sobre el hueso, continuar corriendo incluso cuando los músculos están cansados, un cambio repentino en la superficie para correr. Los síntomas de una fractura por estrés incluyen dolor (por lo general en el tercio inferior de la tibia), sensibilidad, inflamación y dolor al presionar la canilla.

Exámenes y análisis

Cuando consultes con el médico respecto del dolor de huesos o de pierna, es posible que quiera llevar a cabo los siguientes exámenes: examen físico completo y obtener el historial médico completo. También es posible que se lleven a cabo los siguientes análisis: recuento completo de glóbulos sanguíneos, radiografías de huesos, incluyendo un escanograma de huesos, una tomografía computarizada, resonancia magnética por imágenes, niveles hormonales, estudios de la glándula pituitaria y suprarrenal y un análisis de orina.

Tratamiento

El tratamiento en el hogar incluye reposo, aplicación de hielo, elevación de la pierna, estiramiento suave, masaje de los músculos y la toma de medicamentos sin prescripción médica, como Motrin o Tylenol. Si la causa es una fractura de tibia, será necesario enyesarla y hacer reposo. El médico podrá recetarte antibióticos, medicamentos antiinflamatorios, hormonas, laxantes y analgésicos para calmar el dolor.

El tratamiento médico implica posibles intervenciones quirúrgicas para corregir el hueso quebrado o fracturado, enyesado, entabillado, tracción, rehabilitación y fisioterapia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles