Cómo domesticar una rata salvaje

Escrito por wilkie collins | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo domesticar una rata salvaje
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

A pesar de su reputación como animal sucio y carroñero que se alimenta de comida en descomposición y atormenta a las amas de casa de todo el país, las ratas también pueden tenerse como mascota y aprender a apreciar a los seres humanos en lugar de temerles. Muchas de las ratas que se venden en las tiendas de mascotas ya han sido domadas y no requieren de un entrenamiento extra para que puedas crear con ellas un vínculo agradable. Por el contrario, es muy poco probable que las ratas salvajes se comporten bien o quieran ser amistosas. Pero eso no quiere decir que, con un poco de paciencia y dedicación, no puedan entrenarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Una vez que la compres, deja la rata en su jaula durante un día. Esto le ayudará a familiarizarse con su nuevo hogar y crecer familiarizado con sus alrededores fuera de la jaula.

  2. 2

    Coloca la jaula en una habitación de la casa por donde pase la gente con frecuencia. A las ratas les gusta observar todo lo que sucede a su alrededor. Si las dejas en una habitación con mucha actividad les ayudarás a ir reconociendo los rostros y movimientos tuyos y de tu familia, además de los ruidos en general de la casa.

  3. 3

    Dedica tiempo para pasar con tu rata. Al igual que todas las mascotas, las ratas requieren de tu atención para que puedas ganarte su confianza. Esto no pasará de la noche a la mañana, pero eventualmente notarás los cambios si todos los días le dedicas unos veinte minutos para crear un vínculo. Es más probable que las ratas que recibieron un buen trato previo de las personas te den su confianza con mayor rapidez que las ratas salvajes.

  4. 4

    Elige un área contenida por donde tu rata pueda deambular, puede ser el sofá o la mesa del living. Asegúrate de que no haya cables u otras cosas importantes que la rata pueda llegar a masticar. También fíjate si hay agujeros o aperturas en el área ya que la rata podría optar por escapar o esconderse si se pone nerviosa.

  5. 5

    Cuando sientas que estás listo para dejarla explorar, ábrele la puerta de la jaula. Déjala que salga por sí misma, no la presiones. Si intentas recogerla en esta etapa es probable que la rata reaccione mal, pues estos animales están acostumbrados a recibir un mal trato de las personas.

  6. 6

    Háblale. Tal vez esto suene extraño pero, las mascotas, al igual que los bebés, necesitan familiarizarse con el sonido de tu voz si van a aprender a confiar en ti. No importa demasiado lo que digas, pero evita levantar la voz y trata de mantener un tono constante para que la rata pueda acostumbrarse al sonido.

  7. 7

    Ofrécele comida unas cuantas veces al día. No se la dés directamente, déjala cerca de la jaula con la puerta abierta. La rata saldrá cuando esté preparada y, con el tiempo, comenzará a conocer sus alrededores y tendrá la confianza para dejar su jaula porque sabrá que podrá regresar nuevamente.

  8. 8

    Deja que la rata te olfatee las manos y los dedos. Esto le ayudará a acostumbrarse a tu aroma en particular y sentirse cómoda. Mientras te olfatea, trata de acariciarla muy suavemente para que se sienta más tranquila. No la hagas olfatearte la mano si estuviste tocando alimentos porque podría morderte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles