Dosis de amoxicilina para las infecciones graves

Escrito por sarah estlund | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dosis de amoxicilina para las infecciones graves
La amoxicilina puede ser usada tanto en las infecciones de los humanos como en las de sus perros. (Image by Flickr.com, courtesy of Beverly)

La amoxicilina es un antibiótico que se usa tanto en humanos como en animales. Más específicamente, la amoxicilina es usada en perros para las infecciones bacterianas graves y a menudo luego de una cirugía. Disponible sólo para su venta bajo receta, muchos veterinarios confían en la amoxicilina en casos de otitis, infecciones de piel, heridas por mordeduras o heridas punzantes, infecciones urinarias e infecciones dentales.

Detalles de dosificación

La dosis de amoxicilina para una infección grave en perros es normalmente de 5 a 10 mg por libra (10 a 20 mg por kilo) cada 12 a 24 horas. La mayoría de los veterinarios determina cada dosis en base a cada caso debido a los efectos secundarios y las interacciones con otras drogas asociadas a este antibiótico. Se puede administrar con o sin alimentos.

Tiempo

La amoxicilina interferirá con la producción de bacterias inmediatamente y normalmente lleva de tres a cuatro días que el perro muestre una mejoría. Como siempre, es importante terminar la medicación recetada incluso cuando el perro muestre signos de mejoría en etapas tempranas del mismo.

Cómo actúa

La dosis de amoxicilina reduce el crecimiento de las bacterias causantes de la infección. Este antibiótico actúa impidiendo la síntesis de la pared celular de las bacterias. La amoxicilina, como todos los antibióticos, es usada sólo para combatir las infecciones bacterianas, no las virales.

Efectos secundarios

Los posibles efectos secundarios de la amoxicilina son diarrea grave y sanguinolenta, reacciones alérgicas, urticaria, dificultad respiratoria, erupción, desmayos, convulsiones, sangrado o hematomas. Estos efectos secundarios son considerados graves. Ante la aparición de dichos efectos, el tratamiento debe suspenderse inmediatamente y contactar al veterinario de inmediato. Los efectos secundarios más leves que podrían controlarse durante el tratamiento son náuseas y vómitos leves, diarrea leve, dolor abdominal e infecciones fúngicas o por levaduras.

Interacciones con otras drogas

Si el perro está recibiendo algún otro antibiótico por alguna razón, estos dos medicamentos podrían interactuar y causar problemas, por lo tanto se debe informar al veterinario. También pueden ocurrir interacciones con remedios de hierbas, minerales y vitaminas, por lo tanto informa todo lo que tu perro esté tomando. Si el animal alguna vez a mostrado signos de sensibilidad a la penicilina, no se le debe administrar amoxicilina.

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles