Salud

Dosis de suplemento de hierro para la anemia

Escrito por heather gloria | Traducido por enrique pereira vivas
Dosis de suplemento de hierro para la anemia

La anemia puede interferir con tu capacidad para realizar actividades como correr.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La anemia es una condición donde el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanguíneos sanos. Los síntomas incluyen fatiga, dolores de cabeza, disminución del apetito, falta de aliento, debilidad y antojos alimentarios inusuales. También se puede notar que tu piel es más pálida de lo normal, la parte blanca de tus ojos tienen un tono azulado, las uñas son quebradizas o que la lengua se hincha. La deficiencia de hierro es la causa más común de anemia. Para corregir esto, tu médico te recomendará suplementos de hierro.

Otras personas están leyendo

Dosis

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades indican una dosis normal para adultos de 50 a 60 mg de hierro, dos veces al día para el tratamiento de la anemia. La dosis estándar para los niños es de 4 a 6 mg por kg de peso corporal dividido en tres dosis iguales, todos los días. Tu médico te puede recomendar algo diferente basado en la severidad de tus síntomas, tu capacidad para tolerar los suplementos de hierro, la presencia de otros problemas de salud u otros tipos de medicamentos que tomes.

Tipos

Tu médico normalmente te recomendará uno de los tres tipos de suplementos de hierro: sulfato ferroso, fumarato ferroso o gluconato ferroso. Estos tipos contienen diferentes cantidades de hierro. El sulfato ferroso contiene 20 por ciento en peso de hierro. El fumarato ferroso contiene 33 por ciento en peso de hierro mientras que el gluconato ferroso contiene 12 por ciento en peso de hierro. Para determinar la cantidad de hierro que contiene un suplemento, multiplica la dosis de producto por el porcentaje de hierro. Por ejemplo, una tableta de 300 mg de sulfato ferroso contiene 60 mg de dosis de hierro.

Formas

Los suplementos de hierro vienen en varias formas diferentes. Los médicos suelen recomendar cápsulas o comprimidos para adultos con anemia. Las formas líquidas son los preferidos para los niños o adultos con problemas de deglución. Traga las cápsulas o tabletas enteras, sin masticar, a menos que te hayan prescrito una forma de hierro que está específicamente etiquetada como "masticable". Los suplementos líquidos de hierro deben diluirse en agua o jugo, y luego ser ingeridos con una pajilla para reducir el riesgo de manchar tus dientes. Todos los pacientes con anemia deben seguir cada dosis de hierro con un vaso lleno de agua o zumo con el fin de minimizar el riesgo de irritación de la garganta debido al hierro residual.

Seguridad

Los suplementos de hierro pueden causar efectos secundarios tales como malestar estomacal, dolor de estómago, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento. Cuanto mayor sea la dosis, mayor es el riesgo de los efectos secundarios. Si los efectos adversos que sufres son particularmente problemáticos, habla con tu médico. También puedes notar que tus heces adquieran un color negro. Esto es normal. Sin embargo, si las heces también se vuelven pegajosas, pastosas o vienen mezcladas con sangre, consulta a tu médico ya que estos pueden ser signos de sangrado en el tracto gastrointestinal. En casos raros, el hierro puede provocar una reacción alérgica. Si tienes un historial de reacciones alérgicas a los suplementos de hierro, medicamentos, alimentos o alérgenos ambientales, comparte esta información con tu médico antes de empezar a tomar hierro.

Eficacia

La mayoría de las personas que toman suplementos de hierro para la anemia comienzan a sentirse mejor en unos días. Permite un máximo de dos semanas para obtener todos los beneficios. Si no notas la diferencia, consulta con tu médico. Algunas personas no absorben los suplementos de hierro, mientras que otras dejan de tomarlos debido a los efectos secundarios inaceptables. Si perteneces a una u otra categoría, el médico puede ordenar inyecciones de hierro por vía intramuscular o intravenosa para corregir la anemia. Incluso después de que empieces a sentirte mejor, tu médico puede indicarte que continúes tomando los suplementos de hierro con el fin de reponer las reservas de tu cuerpo.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media