Cómo ducharte con herpes

Escrito por alicia bodine Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El herpes es causado por el virus varicela zoster. Este virus es responsable del brote de varicela. De hecho, a una persona no le puede brotar herpes si antes no ha contraído la varicela. El herpes es muy doloroso y por lo general se presenta como una erupción que luce como diminutas ampollas en la piel. Estas ampollas se revientan con el tiempo y forman costras. El herpes no es contagioso, así que ducharte no propagará la erupción. Hay algunas cosas que pueden hacer las personas para hacer menos dolorosa la ducha sobre la piel llagada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Parches de lidocaína
  • Una loción de calamina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ajusta el cabezal de tu ducha para que el agua salga con menos presión. Cuanto mayor sea la presión, más fuerte el agua va a golpear tu piel. Esto dolerá en el área donde tienes el herpes.

  2. 2

    Aplica un parche de lidocaína en el área afectada alrededor de una hora antes de tomar tu ducha. De acuerdo con Patient UK, la lidocaína funciona para impedir que el nervio envíe señales de dolor al cerebro. De esta manera, puedes darte una ducha sin experimentar dolor.

  3. 3

    Abre tu ducha y pon el agua tan fría como puedas soportarla. Según la Clínica Mayo, el agua fría en realidad se siente bien en el herpes.

  4. 4

    Aplica loción de calamina al herpes después de tu ducha. Ducharte puede secar el herpes, lo cual causará una picazón excesiva. Un poco de loción de calamina calmará la picazón. No debes rascarte, porque eso causará dolor.

Consejos y advertencias

  • El herpes puede tardar algunas semanas en desaparecer. Eso significa que no puedes evitar tomar una ducha hasta que el episodio se haya ido.
  • Usa ropa suelta de algodón después de la ducha. La ropa apretada rozará el herpes y causará dolor.
  • Si tienes herpes en la cara, no pongas tu cara en la trayectoria del agua de la ducha. Más bien, pon tus manos para recoger el agua y salpícala suavemente sobre tu cara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles