Me duele el lateral cuando corro; ¿desaparecerá esto?

Escrito por kay ireland | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Me duele el lateral cuando corro; ¿desaparecerá esto?
El dolor en el lateral es un misterio médico. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

A veces conocido como "punzada", un calambre en tu lateral cuando corres puede disminuir tu rendimiento, tanto si corres por velocidad como por resistencia. El a menudo debilitante calambre puede dejarte atrás de los demás debido a que necesitas frenar por el dolor. Los calambres musculares que son resultado de correr se irán eventualmente, pero comprender sus posibles causas puede ayudarte a saber cómo tratarlos de forma adecuada y prevenir el dolor para que no te frene para alcanzar tus metas de corredor.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Un corredor puede sufrir cualquier número de daños relacionados con este ejercicio, desde calambres en las pantorrillas a estrés tibial y más. Pero el dolor lateral de un calambre o punzada es difícil de confundir. Suele manifestarse como un dolor persistente justo bajo las costillas que no parece parar a menos que disminuyas el ritmo. El dolor suele ser más común en el lado derecho del cuerpo y se pasa rápidamente cuando frenas o paras. Cuando experimentes una punzada lateral, también puedes sentir dolor de cabeza y náuseas.

Causas

El dr. Andrew Marks, presidente del departamento de fisiología y biofísica celular en el Columbia University College of Physicians and Surgeons cuenta al "The New York Times" que no hay una razón demostrada para los calambres musculares durante el ejercicio. Como mucho, la explicación para los calambres laterales viene de ciertos factores agravantes, incluyendo beber demasiada agua, no beber suficiente, no estar bien preparado para correr, fatiga o mala respiración.

Tratamiento

Cuando tengas una punzada lateral corriendo, frena y concéntrate en tu respiración. Forzar demasiado tu cuerpo cuando no está bien preparado es uno de los factores agravantes para los calambres laterales. Mientras mantienes un ritmo bajo, respira suficiente oxígeno para llenar tu estómago de aire, lo que a veces se llama respiración de estómago. Esto asegura que llega sangre lo bastante oxigenada a todos los músculos que usas para correr. Evita parar de repente, lo que puede llevar a aturdimiento. En vez de eso, toma un corto descanso para caminar hasta que el dolor remita y estés listo para retomar el ritmo.

Prevención

Adoptando las prácticas adecuadas para correr, puedes evitar los calambres laterales y mejorar tu tiempo y tu resistencia. Come un tentempié ligero antes de correr. Esto te dará las calorías y la energía que necesitas para correr sin hacer que tu cuerpo se sienta lleno y lento. Estira siempre antes de una carrera, centrándote en tu torso si eres propenso al dolor lateral. Cuando intentes una nueva longitud o velocidad, dale a tu cuerpo tiempo para ajustarse con bastante entrenamiento para evitar una hiperextensión y mantenlo bien hidratado para que funcione de manera adecuada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles