Cómo echar a alguien de mi casa

Escrito por peyton brookes | Traducido por ehow contributor
Cómo echar a alguien de mi casa

gavel image by Cora Reed from Fotolia.com

La ley de propietarios de inmuebles tiene requisitos específicos para echar a alguien de tu casa. Aunque es una situación estresante, seguir el procedimiento adecuado asegura un desalojo legal. La ley de desalojos proporciona alivio a los propietarios de inmuebles detallando los pasos para distintos tipos de desalojos. El impago del alquiler, los daños a la propiedad o los riesgos para la salud o la seguridad proporcionan el alivio más rápido. Las violaciones del contrato de arrendamiento o la entrada sin autorización suelen requerir una notificación de al menos 30 días.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una notificación de desalojo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Proporciona una carta de desalojo. Consulta las leyes de tu estado en cuanto a las notificaciones de desalojo. Normalmente, debes proporcionar una notificación de 30 días para echar a alguien de tu casa. Sin embargo, algunos estados requieren notificaciones de 20 y 90 días. Proporciona la notificación de desalojo en persona o a través del correo certificado. Guarda la notificación y el recibo de recepción. Consulta la sección de recursos para obtener plantillas de notificación de desalojo.

  2. 2

    Reclama en el juzgado. Cuando la notificación de 30 días haya vencido, llena una planilla de reclamo en el juzgado si la persona no quiere salir. Ponte en contacto con el juzgado del distrito para identificar el procedimiento. Llena una reclamación y abona los honorarios, y el juzgado planificará la vista.

  3. 3

    Ponte en contacto con el alguacil o el agente de policía. Si la persona no ha salido de la casa en la fecha ordenada por el juzgado, ponte en contacto con él para echarlo por la fuerza. El agente irá a tu casa, retirará físicamente las pertenencias y ordenará a la persona que salga.

  1. 1

    Ponte en contacto con una agencia del orden público local y retírate de la situación poniéndote en contacto con sus empleados. Pide que la agencia de orden público realice un informe. Puede que lo necesites cuando realices la petición de paz o protección.

  2. 2

    Rellena una petición de orden de paz o protección. Las peticiones de paz y protección, a veces llamadas órdenes de restricción, proporcionan alivio inmediato al solicitante si la petición es legal y está confirmada. Las órdenes cubren varias áreas de abuso incluyendo, por ejemplo, el acoso, el encarcelamiento falso o el asalto. Normalmente, los juzgados de zona o distrito se encargan de estas órdenes. Ponte en contacto con tu sistema de juzgados, ya que los requisitos dependen del estado, y pide instrucciones para rellenar la petición adecuada.

  3. 3

    Presta atención a la vista. Lleva tu documentación al juzgado y explica tu versión de la situación. Pide que echen a la persona de tu casa. Si te lo conceden, la orden puede requerir que la persona abandone el local y se mantenga una distancia mínima de ti y de las direcciones que pidas. Además, pide que un oficial escolte a la persona para que retire sus pertenencias cuando la orden del juzgado sea firme.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media