Ecografía transvaginal vs. transabdominal

Escrito por diane ursu | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ecografía transvaginal vs. transabdominal
Imagen de un aparato para realizar ecografías. (ultrasound. 40272 image by maron from Fotolia.com)

Para realizar ecografías se utilizan diferentes cámaras. Varían en frecuencia, forma y tamaño. Se denominan transductores porque convierten energía eléctrica en ondas físicas llamadas ondas sonoras y viceversa. A veces, los transductores se llaman según la zona del cuerpo en que se utilizan.

Otras personas están leyendo

Transductores abdominales

Este tipo de transductor se utiliza para escanear los órganos abdominales colocándolo sobre el abdomen o la pelvis. Se utiliza para ecografías que examinan el páncreas, el hígado, la vesícula biliar y el bazo. También se utiliza para ecografías de riñón y para examinar los órganos femeninos ubicados en la pelvis que son el útero y los ovarios. Por lo general, el transductor abdominal trasmite ondas de ultrasonido entre las frecuencias de dos a cinco megahertz.

Transductores transvaginales

Este tipo de transductor se utiliza para examinar los órganos femeninos ubicados en la pelvis. Se utilizan varios rangos de frecuencia, pero la más común es la que oscila en alrededor de los 10 megahertz. Se inserta en la vagina y ofrece una visión más exacta del útero y de los ovarios. Para evaluar los embarazos durante el primer trimestre se utiliza la ecografía transvaginal. También se denomina ultrasonido endovaginal.

Frecuencia

Diferentes estructuras corporales requieren diferentes frecuencias, para conseguir el mejor examen posible. Las estructuras grandes y densas a menudo requieren una frecuencia menor y los transductores abdominales son óptimos en estos casos. Los quistes grandes que son bolsas llenas de fluido, se visualizan mejor con el transductor abdominal. Las estructuras más pequeñas como los quistes pequeños, se visualizan mejor con ultrasonido de alta frecuencia. Este tipo de ecografía hace que las ondas sonoras recorran una distancia menor; es por eso que las transvaginales permiten ubicar la cámara exactamente al lado de los órganos.

Preparación

La ecografía no se puede utilizar para ver a través de los gases intestinales que pueden obstaculizar la visión de los órganos abdominales. Para realizar este examen, es necesario ayunar durante las ocho horas previas para que los gases desaparezcan. En una ecografía pélvica, el transductor se utiliza para observar el útero y los ovarios a través de una vejiga llena. En este caso, la vejiga completa empuja los gases fuera de su lugar. Como ésta es un órgano grande y de estructura quística, debe estar totalmente vacía si la ecografía que se realiza es transvaginal.

Seguridad del paciente

Con frecuencia, los transductores abdominales se limpian con una toalla. Si los fluidos corporales entran en contacto con el transductor, se utiliza un desinfectante para limpiarlo. Los que son transvaginales se recubren con un condón o una cubierta especial, durante el examen. Al finalizar, la cubierta se desecha, el transductor se limpia y se coloca en un recipiente con líquido esterilizante frío.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles