Ecosistemas: los factores bióticos y abióticos

7
Ha sido de ayuda

Los ecosistemas varían en tamaño y comprenden grupos de cosas vivas y no vivas que interactúan entre sí. Los factores abióticos (aire, agua, rocas), los bióticos (plantas, animales, microorganismos) y los componentes culturales son todos parte de una gran comunidad que comprende un ecosistema.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Otras personas están leyendo

Hábitats

Los hábitats son los lugares en los que vive la población de un ecosistema. La población es un grupo de organismos vivientes de la misma clase que viven en el mismo lugar. Las comunidades se forman con las distintas poblaciones que viven dentro de un ecosistema, e interactúan con los factores abióticos que son parte del ambiente. Los hábitats proveen a los organismos con comida, agua, temperatura, oxígeno y minerales.

Biomas

Los biomas son ecosistemas formados por varios hábitats que se cruzan entre sí. El Planeta Tierra es considerado un bioma que tiene elementos no vivientes, y esto incluye biomas más pequeños como la tundra, los bosques tropicales y los desiertos. La energía y los ciclos del agua son factores abióticos importantes que afectan a las poblaciones de los biomas, hábitats y ecosistemas porque juegan un papel crucial en la determinación de qué especies viven y cuáles mueren.

Conservación

La conservación es importante para la supervivencia de los organismos vivos dentro de un ecosistema, e incluye el reciclado de las sustancias de la vida. El intercambio de dióxido de carbono y oxígeno entre las plantas y los animales, también es parte del proceso de conservación. Otros factores, como los desperdicios, también se usan como parte de la conservación por otros organismos. Cuando no hay hábitats suficientes disponibles para todos los miembros de una población, algunas especies corren peligro de extinción.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente