¿A qué edad se le pueden quitar las uñas a un gato?

Escrito por shelley moore | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿A qué edad se le pueden quitar las uñas a un gato?
Los gatos y sus garras anteriores. (gatos image by Manuel Araújo from Fotolia.com)

Para los gatos es una acción natural e instintiva rajuñar con las garras de sus patas delanteras, pero hay gente que decide quitárselas debido a la conducta destructiva o agresiva del animal. Es una decisión seria que debería ser considerada seriamente y si se lo hace, debería llevarse a cabo antes de que el gato cumpla los 6 meses.

Otras personas están leyendo

Función

Los gatos rajuñan instintivamente con sus patas delanteras para liberarse de las cubiertas de las uñas gastadas y para marcar su territorio, pero esta conducta puede ser destructiva en un hogar. También pueden usar sus uñas para mostrarle agresividad a la gente de la casa y a otras mascotas. Por estas razones, hay gente que decide que es mejor quitárselas. Es una decisión que debe considerarse seriamente, porque no es lo mismo que recortárselas. Es más bien una cirugía que se hace bajo un anestésico general y en la que se le amputa al animal la última articulación de sus patas.

Tiempo

La quita de las uñas se debe hacer cuando los gatos tienen por lo menos 3 meses y menos de 6. La mayoría de los veterinarios no le quitarán las uñas a los gatos que no han llegado a los 3 meses. También, la mayoría se las quitará a un gato adulto por alguna razón en particular y luego de hablar con el dueño sobre los posibles efectos negativos de la decisión que ha tomado.

Una de las razones para quitarles las uñas a los gatos adultos puede ser que, a pesar de los esfuerzos que se han hecho para entrenarlos, sigan rajuñando a la gente y a otras mascotas, que en la casa haya otros gatos que han tenido la operación, que el dueño del animal tenga una enfermedad por la que ser rajuñado por un gato amenace su vida o que la uñas del animal representen un potencial problema ante nuevos miembros de la familia (como lo es un bebé).

Efectos

Luego de haberle quitado las uñas, muy posiblemente el gato deba quedarse en la clínica a pasar la noche. Generalmente se le vendan las patas y se lo cuida por varios días. Casi todos los animales se recobran rápidamente.

Advertencia

Los veterinarios están familiarizados con las severas lesiones que sufren los gatos sin uñas que han logrado salir de la casa y no cuentan con una defensa contra un perro u otro depredador y tienen problemas para escaparse subiéndose a un árbol, debido a la amputación sufrida. Si decides hacérselo a tu gato, lo mejor es que no se toquen las uñas de las patas traseras. De cualquier manera, muchos veterinarios no lo harán. Puedes recortarle las uñas traseras regularmente con un alicate para asegurarte de que las puntas no están afiladas.

Potencial

Desde los años '40 la gente le ha quitado las uñas a sus gatos de forma rutinaria, pero, desde los '80, la práctica se ha convertido en una controversia. Alguna personas cuestionan que la cirugía no debería hacerse, cuando es particularmente hecha debido a la conveniencia del dueño.

A la mayoría de los gatos pequeños se los puede entrenar para que no rajuñen los lugares inapropiados. Si a tu gato le gusta rajuñar la alfombra, trata de darle una alfombrilla con una textura nudosa o un poste cubierto con un trozo de alfombra. Si al gato le gusta más la madera, puedes comprar o hacer postes de madera de textura rugosa o darle pequeñas ramas de árboles para rajuñar. Para entrenar a un gato joven, lo puedes atraer a la zona preferida colgando juguetes o rociándola con menta gatuna. Cuando rajuñe allí, dale una golosina especial. Los gatos aprenden rápido y tienden a estar bien motivados.

Sin embargo, si las garras de un gato van a interferir en la buena relación entre tú y él, es mejor que se las quites para que no haya sentimientos negativos hacia tu mascota. Si le quitas las uñas cuando el gato es joven, se va a recuperar rápidamente y lo olvidará, siguiendo con sus saltos y juegos sin rajuñar destructivamente, para la felicidad de todos. La investigación veterinaria muestra que los gatos a los que se les quitan las uñas parecen ser tan felices como los que tienen sus garras intactas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles