Cómo editar mis fotos para que se vean como que tengo un gemelo

Escrito por william carne | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo editar mis fotos para que se vean como que tengo un gemelo
Añadir digitalmente un gemelo falso de ti mismo puede ser logrado con la mayoría de los editores de imágenes. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Editar una foto para incluir dos imágenes de ti mismo no es particularmente difícil en teoría, pero dependiendo de qué tan realista quieres que sea la imagen, podrías encontrar el proyecto un poco desafiante. Implica empezar con dos imágenes separadas y recortarte a ti en una foto para luego pegar tu imagen en la otra. Muchos factores diferentes como las variaciones de color y tamaño pueden hacer que sea difícil obtener un resultado perfecto. Las siguientes instrucciones usan Adobe Photoshop como guía, pero la mayoría de los editores de imágenes funcionan de manera similar y, por lo tanto, todas las instrucciones deberían ser aplicables.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Toma dos fotos de ti mismo. Idealmente, ambas deberían ser tomadas con la cámara a la misma distancia y usando el mismo zoom y condiciones de luz. Carga las fotos en tu computadora.

  2. 2

    Abre tu editor de imágenes y carga las dos fotos con las que quieres trabajar. Elige una como imagen principal. Esta será la foto que tiene el fondo que usarás. Tu imagen secundaria sólo brindará tu otra imagen para hacer de gemelo.

  3. 3

    Ve a tu imagen secundaria y elige la herramienta de selección magnética de la barra de herramientas. Haz clic en algún lugar alrededor del perímetro de tu cuerpo en la imagen. Arrastra el cursor para seleccionar toda la imagen de ti mismo. No te preocupes si la selección no es perfecta.

  4. 4

    Elige la herramienta "lazo" de la barra de herramientas. La usarás para refinar tu selección. Mantén presionado el "Shift" y arrastra la herramienta sobre cualquier zona de tu imagen que la selección original haya pasado por alto. Estas se añadirán a la selección. Para eliminar algunas partes que has seleccionado accidentalmente, mantén presionado "Alt" y arrastra el cursor sobre esas zonas. Cuando hayas terminado, haz clic en "Pluma" del menú "Seleccionar" e ingresa un valor de 2-8 píxeles, dependiendo de qué tan alta sea la resolución de tu imagen. La Pluma te ayuda a protegerte de líneas de selección rígidas poco naturales.

  5. 5

    Copia la zona que ha sido seleccionada presionando "Ctrl C". Ve a la ventana de la foto principal y presiona "Ctrl V" para pegar la segunda imagen de ti mismo. Se pegará automáticamente en una nueva capa, lo que significa que puedes reubicarla con facilidad en el lugar que deseas haciendo clic en el medio de la imagen de la foto y arrastrando el mouse hasta que tu gemelo esté ubicado donde lo deseas.

  6. 6

    Presiona "Ctrl T" para abrir la herramienta de transformación libre. Cambia el tamaño de la imagen arrastrando los cuadros que aparecen alrededor de tu gemelo hasta que parezca de la misma proporción que la imagen de la foto principal.

  7. 7

    Ajusta los colores de tu duplicado, si es necesario, abriendo el diálogo "Tono / Saturación" en el menú "Imagen". Asegúrate de que el cuadro "Previsualizar" esté tildado y mueve los deslizadores para la saturación y tono, y brillo de manera que los colores de tus gemelos parezcan naturales. Al terminar, presiona "OK". Guarda tu trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles