El efecto del bicarbonato de sodio sobre el acné

Escrito por louise lawson | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El efecto del bicarbonato de sodio sobre el acné
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El bicarbonato de sodio no sólo es el polvo convencional que hundes al fondo de la refrigeradora para combatir los malos olores. Es en realidad un ingrediente de belleza muy poderoso utilizado por muchos años para deshacerse de las células muertas, blanquear la piel y ponerles freno a las espinillas. Este poderoso polvo es un efectivo tratamiento contra el acné dejando la piel suave, flexible y libre de granos.

Otras personas están leyendo

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

Conocido oficialmente como bicarbonato de sodio, ésta es una sustancia blanca en polvo extraída de los lagos y los lechos de los ríos en Colorado y Wyoming. Está compuesto de sal y ácidos débiles y es utilizado a menudo para inflar los productos horneados. El bicarbonato también es popular en el círculo de los productos de belleza haciendo apariciones en todo desde los exfoliantes faciales a las pastas dentales.

¿Cómo funciona?

El bicarbonato de sodio encierra un doble golpe en la lucha contra el acné. Los diminutos cristales son arenosos y cuando los frotas sobre la piel afectada, despoja las células muertas de la piel. Éste gentil exfoliante abre los poros tapados dejando un rastro claro respaldando a que la bacteria salga. El segundo ataque del bicarbonato viene de sus niveles alcalinos de pH. Esto ayuda a neutralizar los aceites de la piel, empapándolos antes de que tengan oportunidad de invadir los poros saludables.

Frótalo

Agrega 1/4 de taza de bicarbonato de sodio en un tazón y esparce la suficiente agua fría para formar una pasta fina. Ponle vapor a tu piel con un trapo humedecido en agua caliente y coloca la pasta con ligeros toques alrededor de tu cara. Frota los dedos vigorosamente sobre la cara extrayendo las células muertas antes de que hagan raíz. Agrega más pasta si es necesario frotando por lo menos 60 segundos para una exfoliación uniforme. Salpica tu cara con mucha agua tibia para quitar la pasta blanca y seca suavemente para revelar la piel más clara y más uniforme.

Colócalo

Mezcla una pasta más espesa de bicarbonato para el acné persistente. Vierte 3 cucharadas de bicarbonato en un plato hondo y agrega un poco de agua hasta que el sodio se vuelva una textura igual a la pasta dental. Lava tu cara con un jabón facial contra la grasa y cubre cada imperfección con la pasta. Deja que la pasta calme la piel por un mínimo de 2 horas y luego limpia con un trapo con agua tibia para encoger las imperfecciones dolorosas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles