El efecto del ibuprofeno en el hígado

Escrito por cheryl jones | Traducido por gabriela nungaray
El efecto del ibuprofeno en el hígado

El exceso en las dosis de ibuprofeno puede causar daño hepático.

drugs image by Alexey Klementiev from Fotolia.com

Una de las funciones del hígado es limpiar las drogas del cuerpo, pero en dosis excesivas estos medicamentos pueden dañar ese órgano. Las dosis altas impiden que el hígado elimine las drogas del cuerpo o en algunas personas, se ralentiza su metabolismo. Se inflama y ya no funciona adecuadamente, dañándose eventualmente. En casos extremos, hay daño hepático. Aunque dosis excesivas de ibuprofeno pueden afectar el hígado, tiene menos riesgo de daño hepático que el paracetamol, el cual daña el hígado con dosis un poco más altas que las recomendadas.

Otras personas están leyendo

Efecto del ibuprofeno en el hígado

El ibuprofeno es una droga antiinflamatoria sin esteroides (NSAID por sus siglas en inglés). Alivia el dolor, reduce la fiebre y la inflamación (Manual Merck). El hígado elimina el ibuprofeno del cuerpo. El proceso tal vez funcione lentamente en algunas personas o las funciones del hígado tal vez se vean alteradas por dosis altas de ciertas drogas, como el ibuprofeno (Institutos Nacionales de Salud, NIH por sus siglas en inglés). Si el hígado no puede eliminar las drogas adecuadamente, se daña o se inflama. La inflamación hepática resultante de las medicinas es llamada hepatitis inducida por medicamentos.

Síntomas de daño hepático

La hepatitis causada por el ibuprofeno se caracteriza por dolores abdominales, sensibilidad en el lado superior derecho, orina de color oscuro, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, pérdida del apetito, fatiga, ictericia y heces de color blanco o arcilloso (NIH). El diagnóstico es confirmado con una prueba de sangre, el cual mostrará encimas hepáticas elevadas.

Tratamiento del daño hepático

El tratamiento de daño hepático inducido por el ibuprofeno es simplemente discontinuar el uso de la droga (NIH). Ningún otro tratamiento es necesario. Los síntomas usualmente desaparecen en unos cuantos días después de que se suspende su uso, pero tal vez duren por unas cuantas semanas.

Prevención

El ibuprofeno puede ser usado con seguridad sin riesgo de daño hepático. Nunca excedas la máxima dosis recomendada de 800 mg hasta cuatro veces al día (máximo total diario de 3200 mg). La gente que toma mucho alcohol debe suspender el uso del ibuprofeno o hablar de una dosis segura con su doctor. Los efectos del ibuprofeno en el hígado son peores en personas que ya tienen el hígado dañado.

Otros efectos secundarios

Otros efectos secundarios asociados con el ibuprofeno incluyen malestar y acidez estomacal, diarrea, estreñimiento, distensión abdominal o gases, mareos, dolor de cabeza, nerviosismo, erupción cutánea, visión borrosa o zumbidos en los oídos (Drugs.com). La presión alta es resultado directo de la hepatitis inducida por ibuprofeno o daño hepático. Un hígado inflamado no puede funcionar adecuadamente. Una de sus funciones es la regulación de las grasas en la sangre. Si estás grasas son irregulares, se acumulan y la sangre se vuelve "pegajosa", lo que reduce el flujo de sangre a través de las arterias y elevando la presión (HighBloodInfoPressure.org).

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media