Los efectos de beber agua salada

Escrito por abigail smestad | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los efectos de beber agua salada
Beber agua salada nunca es una buena idea. (house in old salt pan, sarounded with sea water image by Lovrencg from Fotolia.com)

Beber agua salada nunca es una buena idea: puede ponerte enfermo, deshidratarte, provocarte daño cerebral e incluso la muerte. Aunque algunos aseguran que existen beneficios desintoxicantes de beber agua salada, los efectos negativos y riesgos para la salud son demasiado grandes. Sin embargo, existen raras ocasiones en las que tu dieta consiste en agua salada, y, en moderación, o acompañada de agua fresca, es inofensiva. Considera la diferencia entre la sal marina y la sal de mesa, el rol importante que juega la sal en el cuerpo y qué fácil que es evitar la deshidratación.

Otras personas están leyendo

Función

Tu cuerpo necesita sal y agua para su funcionamiento básico, crecimiento y desarrollo, sólo que no juntas. El agua es esencial para mantener la vida humana y la mayoría de los procesos del cuerpo. La sal es crítica para mantener los niveles de agua, para mantener los fluidos que rodean nuestras células y promover un flujo sanguíneo saludable. La sal preserva y expande las células sanguíneas para ayudarlas a alcanzar todas las partes de tu cuerpo, para combatir las infecciones y las enfermedades, y para estabilizar la presión sanguínea. Sabes que tu sangre contiene sal porque si te cortas el dedo y lo colocas en la boca para detener el sangrado, sentirás un sabor salado.

Sin embargo, consumir sal y beber agua es muy distinto de beber agua salada. Un poco de agua salada es inofensiva, especialmente cuando también consumes agua fresca, pero mucha agua salada saturará a tu cuerpo y dañará los riñones. El agua salada deshidrata tu cuerpo, pero en la medida en que permanezcas hidratado, puedes eliminar el exceso de cloruro de sodio.

Beneficios para la salud

Algunas fuentes afirman que beber agua salada tiene beneficios para el cuerpo: disminuye el dolor, limpia el organismo y el tracto digestivo, y desintoxica los principales órganos. Puede que sea cierto en moderación, pero sólo cuando también ingieres la cantidad adecuada de agua fresca, y sólo cuando el agua salada se compone específicamente de sal de mesa. La solución salina tiene beneficios curativos, de desintoxicación y para tratar quemaduras y heridas menores. El agua salada también puede combatir las infecciones, de modo que muchas personas se hacen gárgaras para aliviar la irritación de la garganta, tratar llagas y prevenir resfríos. En estos casos, donde no bebes SÓLO agua salada, tu cuerpo puede procesar la sal y no te deshidratarás. Los efectos deberían ser benéficos sin causarte daño.

Riesgos para la salud

Habrás oído de los náufragos que han muerto por tomar demasiada agua de mar. Esto es cierto: tu cuerpo no puede procesar el agua de mar muy bien y beberla debe ser evitado a toda costa. Incluso una pequeña cantidad te causará diarrea, vómitos, deshidratación y delirios. De acuerdo con los nutricionistas de la Mayo Clinic de Arizona, el agua de océano es aproximadamente tres veces más salada que tu sangre, lo cual hace físicamente imposible que tu cuerpo la procese de manera segura. El problema principal de beber agua salada es el efecto deshidratante, que puede llevar a tener convulsiones, daño cerebral, inconsciencia, coma e incluso la muerte.

Sal marina vs. sal de mesa

La sal de mar y la sal de mesa comparten algunas características: ambas consisten principalmente en los minerales sodio y cloro y comparten su valor nutricional. Pero son muy distintas en sabor, textura y procesamiento. De la misma forma, beber agua de mar y beber agua con sal de mesa es distinto para tu cuerpo. Aunque es menos natural, el agua con sal de mesa contiene mucho menos cloruro de sodio que el agua de mar. ¿Cuál es mejor para ti?

De acuerdo con los nutricionistas de la Mayo Clinic, la sal de mar es saludable por si sola ya que es producida a través de la evaporación del agua de mar, con muy poco procesamiento e intervención humana. La sal de mar tiende a ser menos refinada y contiene otros minerales escenciales como hierro, calcio, potasio, zinc, iodo y magnesio. La sal de mesa se mina de depósitos subterráneos de sal y se procesa a cloruro de sodio puro, o en su forma iodizada. Ambas sales están disponibles en granos gruesos, finos y extra finos, y ambas ofrecen beneficios nutricionales en moderación.

En cuanto a cuál consumir, cuánto más orgánico sea el producto, mejor para tu cuerpo, de modo que usa sal marina para condimentar tus comidas. Al beber agua salada como un remedio casero, usa agua con sal de mesa, ya que tendrá menos efectos negativos porque será una mezcla menos potente.

Consideraciones

El hábito no saludable de abusar de la sal sin beber suficiente agua fresca lleva a la enfermedad coronaria, presión arterial alta y obesidad en muchas personas. Se recomienda que comas unos 5 gramos de sal cada día (dependiendo de tu edad, salud, peso, etc.) para mantener los niveles saludables de sal en el cuerpo. Sin embargo, la mayoría de los americanos consumen de 12 a 15 gramos cada día, y su salud muestra los efectos nocivos que éste consumo produce. Las personas de más de 50 años, los afro-americanos, las personas con hipertensión arterial y enfermedad coronaria o problemas renales deben evitar la sal en sus dietas diarias y focalizarse en la hidratación. Beber sólo 6 onzas (180 ml) de agua cada día previene los efectos de la deshidratación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles