Los efectos de correr 2 millas al día (3,2 km)

Escrito por chris sherwood | Traducido por daniel cardona
Los efectos de correr 2 millas al día (3,2 km)

Correr brinda beneficios desde tu corazón hasta tus huesos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La Asociación Americana del Corazón recomienda que todos los estadounidenses se esfuercen por hacer al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por lo menos cinco días a la semana. Correr es una fuente importante para este ejercicio aeróbico, que pone a prueba el sistema cardiovascular y aumenta la fuerza y la resistencia. Estos beneficios pueden causar una amplia gama de efectos positivos sobre el cuerpo y la calidad de vida en general.

Otras personas están leyendo

Mantenimiento o pérdida de peso

Correr quema una gran cantidad de calorías, lo cual puede ayudar a contribuir al déficit de calorías que necesita tu cuerpo para quemar la grasa ya sea para bajar de peso o para mantener un peso saludable. Un déficit de calorías ocurre cuando el cuerpo quema más calorías de las que consumes a través de tu dieta. Incluso para la persona promedio de 145 libras (66 kg), correr a un ritmo de 12 minutos por milla (1,6 km) puede quemar 696 calorías aproximadamente. Los beneficios de pérdida de peso al correr pueden ayudar a reducir los riesgos relacionados con el peso y las enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades del corazón, artritis e incluso algunas formas de cáncer.

Fuerza muscular

Correr también pone énfasis en los músculos esqueléticos, activando el proceso de hipertrofia muscular, o la construcción de músculo. Esto se ve especialmente en las piernas, que sufren la peor parte de la demanda física en los músculos cuando se encuentran en la carrera. Ya que el estrés es mayor en los músculos, las pequeñas áreas de daño se desarrollan en el tejido muscular. Este daño activa tu cuerpo tanto para sanar al músculo dañado, como para reconstruir las fibras musculares más fuertes para resistir mejor a las futuras carreras y otras actividades físicas.

Fuerza de los huesos

Correr mete estrés en los músculos y en los huesos. Cuando tu cuerpo siente que se aplica estrés en los huesos de las piernas y los pies, activa unas células llamadas osteoblastos. Los osteoblastos se congregan en las áreas que están estresadas mientras corres y refuerzan al hueso, creando un aumento en la densidad mineral ósea. Correr regularmente puede ayudar a evitar el proceso natural de debilitamiento del hueso que se produce con la edad, especialmente después de los 50 y 60 años.

Beneficios cardiovasculares

Los músculos esqueléticos no son el único tipo de músculo que se beneficia cuando corres. La salud de tu corazón también se incrementa cuando corres 2 kilómetros al día. Correr supone una gran demanda en el cuerpo de oxígeno y nutrientes para seguir manteniendo tu ritmo de carrera. Con el fin de suministrar estos productos, el corazón y los pulmones deben aumentar la actividad para proporcionar más oxígeno a la sangre y transportar la sangre a un ritmo más rápido. El aumento del ritmo cardíaco fortalece los músculos del corazón, aumentando la eficacia con que envía la sangre por todo tu cuerpo, incluso en reposo. Esta grado de eficiencia disminuye tu presión arterial y, a su vez, reduce los riesgos de enfermedades del corazón.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media