Los efectos del exceso de proteína en tu dieta

Escrito por barbara froek | Traducido por santiago lopez
Los efectos del exceso de proteína en tu dieta

Las dietas altas en proteínas pueden tener efectos nocivos para la salud.

diet image by Olga Struk from Fotolia.com

Por años, los carbohidratos han tenido mala reputación, dirigiendo a las personas que hacen dieta a los alimentos de alto valor proteínico. Cuando estas personas incrementan la cantidad de proteínas y disminuyen o eliminan los carbohidratos, con frecuencia ven que la balanza desciende rápidamente. Sin embargo, generalmente lo que se pierde es peso de agua, no grasa. Quienes se encuentran a dieta deberían aprender que comer demasiada proteína no es saludable, y causa problemas médicos. Con toda la publicidad que incluyen las dietas de alto valor proteínico, es importante conocer los peligros que incluyen.

Otras personas están leyendo

Identificación

Las proteínas son largas cadenas de aminoácidos, tales cómo nitrógeno, carbono, oxígeno, azufre y átomos de hidrógeno. Durante la digestión son descompuestas por enzimas (proteasas) en polipéptidos más pequeños, que proveen los aminoácidos. Éstos son esenciales para el cuerpo, que no puede biosintetizarlos por sí mismo.

Función

Las proteínas ayudan a la digestión de los alimentos y al movimiento de los músculos. A través de los ligamentos, cabello y uñas, ellas dan la estructura. También ayudan con la visión, ya que los lentes del ojo están conformados de pura proteína cristalina. También son las encargadas de llevar el oxígeno al cuerpo a todas las células, a través de la hemoglobina. Otra función de las proteínas es generar anticuerpos para proteger al cuerpo de las infecciones y las enfermedades.

Peligros del exceso de proteínas

El exceso de proteínas sin una cantidad suficiente de carbohidratos puede causar un acumulamiento de cetonas en el cuerpo (cetosis). A las personas realizando dietas de alto valor proteínico, como la dieta Atkins, se les dice que estar en un estado de cetosis constante puede ayudarlas a perder peso, ya que esto fuerza al cuerpo a quemar grasas para obtener energía. Sin embargo, la cetosis es peligrosa, ya que puede causar deshidratación leve al agobiar los riñones. Además de esto, los efectos colaterales pueden incluir dolor de cabeza, mareos, confusión, fatiga y náuseas. El exceso de proteínas en tu dieta aumenta el riesgo de contraer osteoporosis debido al consumo limitado de calcio. También acarrea un aumento de acidez en la sangre, ya que cuando los ácidos se rompen y entran en ella, perturban los niveles de pH. Un desequilibrio extremo entre las cantidades de proteínas y carbohidratos generalmente conlleva una disminución en la cantidad de fibra, resultando en estreñimiento. Esto puede causar hemorroides, pólipos e incluso cáncer de colon. También puede causar enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad. Igualmente, el exceso de proteínas puede causar hipertensión (presión sanguínea alta). Los atletas que consumen muchas proteínas no se desempeñan bien debido a la disminución de glucógenos producto del cuerpo quemando energía. Consumir alimentos con alto contenido en grasa para adquirir proteínas también añade calorías y genera aumento de peso. Cuando consumes grasas saturadas y grasas trans, aumentas la cantidad de colesterol LDL y los niveles totales de colesterol. Cuando sucede esto, tienes más oportunidades de sufrir enfermedades cardíacas.

Requerimientos diarios de proteínas

La cantidad de proteína requerida diariamente varía de acuerdo a la edad, peso, estilo de vida y dieta de la persona. Un adulto saludable debería consumir 0.8 gramos por kilo de su peso corporal, a excepción de las mujeres embarazadas que necesitan 10 gramos extras que la cantidad recomendada. Durante los primeros 6 meses de lactancia, las madres necesitan 15 gramos extra. Luego, 12 gramos más. Los hombres que realizan rutinas de ejercicio arduas deberían consumir de 1 a 1.5 gramos de proteína por libra (450 gramos) de peso corporal.

Consejos para una elección de proteínas saludables

Aunque las proteínas son carne, también pueden ser encontradas en otros alimentos como los huevos, habas, nueces y algas. Los productos lácteos como el queso y la leche también contienen proteínas. En lugar de sólo comer carne, incluye pescado como el salmón y la trucha, ricos en ácidos grasos omega-3. Elige lentejas (granos secos) como plato principal. También incluye nueces en ensaladas y cazuelas. Intenta reducir tus porciones, selecciona solo carne magra y luego quita cualquier grasa visible antes de cocinarla.

Conceptos erróneos

A menudos los atletas piensan que deben consumir suplementos de proteínas, ya que el músculo está formado por ellas. Sin embargo, éstos no son necesarios incluso si tienes una necesidad más grande de ellas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media