Efectos del whisky escocés y el Cognac

Escrito por kelli karanovich | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Efectos del whisky escocés y el Cognac
El Cognac y el whisky escocés afectan a la cultura, la gente y el medio ambiente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El Cognac y el whisky escocés son dos bebidas separadas. El Cognac es un brandy producido de uvas destiladas en la región Cognac de Francia. El whisky escocés es un whisky preparado de granos destilados en Escocia. El whisky escocés de una sola malta está hecho de corteza de malta. No obstante, el de doble malta contiene corteza malteada y granos no malteados de una variedad de fuentes. A pesar de sus diferencias, el Cognac y el whisky escocés producen efectos similares en la cultura, los consumidores y el medio ambiente.

Efectos culturales

Los bebedores de Cognac y whisky escocés demuestran un lazo emocional con estas bebidas que va más allá de una necesidad adictiva de alcohol. En su lugar, ambas bebidas se asocian con un nivel de masculinidad que les da a sus bebedores un aire de prestigio e inspira a los destiladores a escribir guías sobre cómo beber Cognac y whisky escocés con clase. Esto podría deberse a la asociación entre el Cognac, el whisky escocés y las figuras masculinas poderosas. El famoso autor y activista Victor Hugo llamó al Cognac "la bebida de los Dioses". El whisky escocés está muy asociado con San Patricio.

Efectos positivos de la salud

Al igual que el vino tinto, una cantidad moderada de Cognac y whisky escocés ha mostrado ser beneficioso para la salud cardiovascular y promover la capacidad general del consumidor de combatir enfermedades. Esto se debe a la habilidad de cada bebida de incrementar la capacidad antioxidante por el consumo. Los antioxidantes se enlazan y neutralizan radicales libres, reduciendo por lo tanto los daños al corazón y ayudando a prevenir ciertas formas de cáncer.

Efectos negativos a la salud

A pesar de sus cualidades antioxidantes, el Cognac y el whisky escocés contienen altos niveles de alcohol. La cantidad de alcohol que podría consumirse de manera segura difiere dependiendo de los bebedores individuales. No obstante, un máximo de dos vasos se recomienda para los hombres diariamente. Cuando la gente consume excesivas cantidades de alcohol, es más posible que sucedan daños al hígado, paros cardíacos, cáncer y demencia. Beber en exceso también lleva a habilidades motores y razonamiento deteriorados, que pueden hacer que los bebedores sean un peligro para ellos o los demás. Para algunos, el alcohol también es muy adictivo.

Efectos al medio ambiente

Como con cualquier industria grande, la producción de Cognac y whisky escocés usa energía que tiene un impacto negativo para el medio ambiente. No obstante, ambos tienen subproductos que se usan para afectar al medio ambiente de manera positiva. En 2002, el 81 por ciento de los residuos de la destilación de granos fue reusado como comida para animales, y el 91 por ciento de los residuos de la destilación de malta fueron usados como alimento para animales y fertlizante. Las 23 millones de botellas aproximadas de Cognac que se evaporan mientras el brandy se añeja nutren un hongo local de la región Cognac. El hongo ayuda a los ecosistemas reciclando nutrientes, descomponiendo escombros, formando asociaciones simbióticas con plantas y alimentando animales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles