¿Qué efectos tiene el estrógeno en una adolescente?

Escrito por michelle matte Google | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué efectos tiene el estrógeno en una adolescente?
El estrógeno juega un papel importante en el crecimiento y el desarrollo de las adolescentes. (teenage girl image by Galina Barskaya from Fotolia.com)

El estrógeno es la principal hormona sexual femenina y juega un papel importante durante toda la vida de una mujer. En las adolescentes, el estrógeno contribuye al crecimiento y desarrollo saludable de los huesos e influye en los procesos reproductivos como la menstruación y la fertilidad. También desempeña un papel en el desarrollo de otros sistemas del cuerpo, incluyendo el corazón. Mientras que el estrógeno se produce de forma natural en las mujeres, algunas cosas pueden alterar su equilibrio y disponibilidad, que a veces lleva a una menor densidad ósea y la amenorrea, o el cese de la menstruación.

Otras personas están leyendo

El estrógeno y el sistema reproductor femenino

El estrógeno femenino es producido y secretado por los ovarios. En la primera infancia, los ovarios son relativamente inactivos y sirven como una especie de almacén para los huevos. Una vez que la pubertad comienza, la glándula pituitaria estimula los ovarios para que comiencen a producir estrógeno y progesterona, lo que a su vez genera la aparición de la menstruación y el proceso de la madurez sexual.

El estrógeno y la salud ósea

Se ha encontrado que el estrógeno desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los huesos y el crecimiento en los niños y las niñas. De hecho, el crecimiento acelerado que las niñas experimentan a una edad más temprana que los varones se piensa que es debido a los niveles más altos de estrógeno en el inicio de la pubertad. Los niveles bajos de estrógeno primeros años de vida puede conducir a la osteoporosis postmenopáusica en mujeres.

El estrógeno y la salud del seno

Cuando las niñas comienzan la pubertad, el aumento de los niveles de estrógeno causa el desarrollo de los senos. La tasa de crecimiento y el tamaño del pecho es en gran parte genética, aunque la nutrición puede jugar un papel, ya sea en el aumento o en el agotamiento del tejido adiposo de los senos. La mayoría de las niñas les comienzan a crecer los senos en la pubertad temprana, entre las edades de nueve a 11 años. En un estudio de 1969 por Marshall y Tanner en el que se observó el desarrollo de 192 colegialas, se encontró que el crecimiento del pecho del inicio a la terminación tomó aproximadamente cuatro años.

Trastornos de la alimentación y agotamiento de estrógeno

Los trastornos alimentarios comunes a las adolescentes como la anorexia o la bulimia puede perturbar gravemente el proceso normal de maduración. La desnutrición debido a trastornos de la alimentación puede llevar a la amenorrea y la disminución correspondiente en los niveles de estrógeno. Niveles bajos de estrógeno causados por trastornos alimentarios se ha relacionado con un desarrollo óseo pobre y enfermedades del corazón.

Tríada de la atleta femenina

La triada de la mujer atleta, una combinación de desórdenes alimenticios, amenorrea y osteoporosis, es un síndrome común a las atletas adolescentes que se entrenan rigurosamente. En principio, se desencadena por una nutrición inadecuada con relación a la cantidad de energía consumida cada día. A veces, este síndrome se desarrolla porque las niñas perciben su cuerpo recién desarrollado como "gordo". Los entrenadores y otros atletas o los padres pueden reforzar esa imagen negativa de su cuerpo al tiempo que su joven atleta se enfrenta con cambios no deseados. El desarrollo de los pechos y las caderas provoca una redistribución de peso, cambiando el centro de gravedad. Estos cambios inicialmente puede interferir con el rendimiento deportivo. Las niñas a menudo comienzan con la dieta en esta etapa. Con el tiempo, el sobre entrenamiento y la desnutrición llevan a la amenorrea. Esto a su vez conduce a la baja producción de estrógenos, que interfieren con la densidad ósea. Las niñas que sufren de este síndrome están altamente vulnerable a las fracturas óseas y pueden ser propensos a la osteoporosis más tarde en la vida si no se rompe el ciclo. Los entrenadores deben ser conscientes de este síndrome, ya que sus efectos pueden impedir el desarrollo y el rendimiento de una atleta.

Garantizando niveles saludables de estrógeno en adolescentes

Los padres pueden ayudar a sus hijas adolescentes a mantener niveles saludables de estrógeno, ayudándoles a desarrollar una imagen corporal saludable y fuerte autoestima. De este modo, las niñas serán menos vulnerables a los trastornos alimentarios. Los padres también deben ser conscientes de la regularidad con la que las adolescentes menstrúan y cuántas calorías están comiendo en relación a la cantidad de energía consumida diariamente. Proporciona a tu hija con un montón de alimentos sanos, nutritivos y disuade de no tomar bebidas de dieta y comida chatarra con calorías vacías y sin valor nutricional.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles