Los efectos de fumar y beber en el hígado

Escrito por claudette pendleton | Traducido por carlos alberto feruglio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los efectos de fumar y beber en el hígado
Alcohol y cigarrillos. (Alltagsdroge 4 image by Lichtbildnerin from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

¿Cuál es el propósito del hígado en el cuerpo?

El hígado es un órgano muy complejo dentro del cuerpo humano. Es también el más grande. El hígado suministra nutrientes y energía al cuerpo. También produce las enzimas y proteínas que son esenciales para una buena salud. Además, el hígado protege al organismo de diversas enfermedades y también metaboliza (descompone) y elimina las toxinas dañinas como las drogas, el alcohol y otras toxinas del cuerpo.

Dado que el hígado es el principal órgano del cuerpo que es responsable de metabolizar drogas, alcohol y otras sustancias tóxicas, es particularmente susceptible a los daños asociados al alcohol. Ten en cuenta que la digestión de una pequeña cantidad de alcohol, como tres bebidas, al mismo tiempo puede resultar en efectos tóxicos sobre el hígado y sobre todo cuando se mezcla con exceso de medicamentos de venta libre como el paracetamol y otros fármacos que incluyen este ingrediente.

¿Cómo afecta el fumar al hígado?

Al igual que el alcohol, fumar tiene efectos negativos en el hígado. Investigaciones previas revelan que fumar daña el hígado y puede intensificar la enfermedad en este órgano cuando el abuso del alcohol está presente.

Fumar activa los materiales químicos dentro del cuerpo. Estos productos químicos que son fabricados por fumar también provocan estrés oxidativo, que está relacionado con la peroxidación lipídica. Cuando esto ocurre, se desarrolla la condición de fibrosis.

Fumar aumenta la producción de citoquinas pro-inflamatorias que se relacionan con el daño de las células hepáticas. El tabaco también contribuye a la sucesión continua de la hepatitis crónica alcohólica, así como también a la progresión de la cirrosis.

Enfermedad hepática alcohólica

El abuso de alcohol causa la hepatopatía alcohólica. Este es un efecto muy grave y posiblemente mortal del consumo excesivo de alcohol. La esteatosis, hepatitis C y cirrosis del hígado son todas las condiciones que se desarrollan en los pacientes que sufren de la enfermedad hepática alcohólica.

La participación en consumo excesivo de alcohol durante sólo dos o tres días puede en realidad resultar en un hígado "graso" (esteatosis), que es el estado inicial de la enfermedad hepática alcohólica. Esta es también la más difundida relacionada con el trastorno hepático por alcohol. La esteatosis implica un amplio desarrollo de la grasa en las células del hígado. Sin embargo, este estado temprano puede ser revocado cuando la persona deja de beber.

La hepatitis es el resultado si el individuo no deja de beber en cantidad, y es un estado mortal. El hígado se inflama en este punto. Las señales de advertencia incluyen la falta de apetito, náuseas, fiebre, vómitos, dolor abdominal y malestar, confusión mental intermitente e ictericia. Hay algunos científicos que consideran que si el consumo de la persona persiste, la inflamación pronto dará lugar a cirrosis. Cuando se llega a este punto, las células sanas del hígado disminuyen y son reemplazadas por tejido cicatrizal (fibrosis) y el hígado ya no es capaz de ejecutar su importante función.

Una vez que una persona desarrolla hepatitis alcohólica, la cirrosis hepática es por lo general lo que sigue. Sin embargo, hay casos en los que los pacientes que experimentan la hepatitis alcohólica y dan un giro completo cuando dejan de tomar.

La cirrosis hepática es una de las causas principal de muerte en los Estados Unidos. Es muy importante ser responsable en lo que respecta a la bebida.

Las mujeres que beben alcohol tienen mayor riesgo de desarrollar cirrosis. Esto se debe al hecho de que sus cuerpos descomponen el alcohol de manera diferente que los hombres. Las mujeres tienen menos cantidad de la enzima necesaria (alcohol deshidrogenasa) para metabolizar el alcohol que los hombres. Sin embargo, esto no niega el hecho de que tanto hombres como mujeres deben ser cuidadosos al demostrar la responsabilidad en el consumo de alcohol debido a que ambos están en riesgo de desarrollar enfermedades de hígado si se consume en cantidad.

La importancia de una nutrición adecuada

Los alcohólicos y fumadores a menudo sufren de desnutrición. Esto también conduce a daños en el hígado un funcionamiento no estable del hígado. Los que están comprometidos con la abstinencia deben prohibirse de beber para comer bien y obtener las dosis diarias recomendadas de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. La vitamina A, C, B y B1 son muy importantes para la recuperación de los pacientes en recuperación, así como también consumir minerales tales como el calcio y el hierro para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y la salud en general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles