Efectos de ser huérfano

Escrito por w.d. johnson | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Efectos de ser huérfano
Aparte del devastador impacto emocional de perder a sus padres, los huérfanos son susceptibles toda su vida. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

El desarrollo social, cognitivo, psicológico y físico inhibidos son los efectos comunes a largo plazo de la orfandad. Por lo general, cuanto más joven es un niño cuando queda huérfano y cuanto más tiempo se queda sin casa, más drástico es el impacto que sus experiencias como huérfano tendrán en su desarrollo.

Otras personas están leyendo

Desarrollo físico inhibido

Mientras que el contacto afectivo se asocia con una disminución de los niveles de estrés, la privación del tacto y los aumentos resultantes de estrés están asociados con sistemas inmunes debilitados, disminución de la velocidad de recuperación física, crecimiento anormal y mala salud en general, incluso cuando se cumplen todas las demás necesidades básicas. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Minnesota encontraron que los niveles de la hormona de crecimiento natural de los niños que viven en orfanatos tendían a ser más bajos de lo normal y que tenían un típico retraso en la pubertad de un año y medio a dos años. Otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford llegó a la conclusión de que la altura de los niños que perdieron a sus padres antes de los 15 años en promedio fue de aproximadamente 2 centímetros menos que los individuos que tuvieron a sus padres. En un estudio de 2003, un grupo de niños coreanos que vivían en un orfanato recibió 15 minutos adicionales de exposición a una voz femenina, contacto afectivo y contacto visual dos veces al día durante 4 semanas. En comparación con otros niños que viven en el orfanato, experimentaron menos enfermedades y aumentos significativos en el peso, la longitud del cuerpo y la circunferencia de la cabeza a los seis meses de edad.

Aumento de la susceptibilidad a los riesgos psicológicos y a los problemas emocionales

El aumento de la susceptibilidad a la depresión y la ansiedad es otro resultado de los niveles de estrés aumentados asociados con ser huérfano. Un estudio realizado en 1997 por la Universidad de Makerere encontró que los trastornos psiquiátricos eran 3,5 veces más probables entre los niños en los orfanatos, en comparación con los niños que viven con sus familias. Dado que los niños pequeños no pueden entender la finalidad de la muerte, no son capaces de aprovechar en su totalidad el proceso de duelo, que ayuda a los adultos a hacer enfrentar la pérdida, y como resultado pueden crecer con ira no resuelta, depresión y ansiedad.

Desarrollo cognitivo y mental inhibido

El cortisol es una hormona del estrés que aumenta debido a la falta de contacto físico. En niveles consistentemente altos, inhibe el desarrollo del tejido normal del cerebro y daña el tejido cerebral existente. Dado que una de las regiones más afectadas es el hipocampo, responsable del aprendizaje y la memoria, los huérfanos privados de afecto tienden a experimentar dificultades de aprendizaje. Un estudio que comparó los cocientes de inteligencia de los huérfanos rumanos en hogares adoptivos con los de los niños en los orfanatos sugiere que el cuidado en un entorno familiar puede contrarrestar por lo menos algunos de estos efectos en las mujeres. Las niñas en acogimiento familiar promediaron una puntuación de CI de 82, en comparación con el CI promedio de la población general de 100, mientras que en los orfanatos promedio tuvieron un CI de 70. Por otro lado, los varones en cualquiera de los casos promediaron puntuaciones de CI de 60.

Desarrollo social y conectividad inhibidas

El desarrollo social poco saludable es otro de los efectos a largo plazo. Los huérfanos se ven privados por lo general de la exposición consistente y real al amor, el afecto, el calor que contribuyen a la conexión social saludable. El contacto físico contribuye al desarrollo del sistema nervioso, la confianza en los demás y un sentido de autoestima. Los niños privados de contacto son más susceptibles a la paranoia, la inseguridad y la desconfianza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles